Ampliación de la Alianza Atlántica

¿Por qué Erdogan (de momento) veta la entrada de Suecia y Finlandia a la OTAN?

  • Turquía quiere sacar concesiones de sus aliados en la organización transatlántica, entre las que se encuentran la retirada de sanciones militares contra Ankara y una mano más dura en Europa contra el PKK

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, el pasado mes de septiembre en Sochi, Rusia.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, el pasado mes de septiembre en Sochi, Rusia. / VLADIMIR SMIRNOV / EFE

2
Se lee en minutos
Adrià Rocha Cutiller
Adrià Rocha Cutiller

Periodista

ver +

Cuando Suecia y Finlandia anunciaron que pedirían la entrada en la OTAN—, todos lose stados miembros de la organización transatlántica recibieron las declaraciones de los países nórdicos con las mejores de las palabras. Todas las capitales de la OTAN aplaudieron. Pero una, rechistó. 

Ankara aseguró estar en contra. Suecia y Finlandia anunciaron que, durante los próximos días, sus ministros de Exteriores visitarían Turquía para solucionar el problema. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, tardó poco en contestar. “No hace falta. Que no se molesten en venir hacia aquí. Ninguno de estos dos países tiene una actitud correcta en lo que respecta al terrorismo. ¿Cómo podríamos confiar en ellos?”, dijo el presidente turco este lunes por la noche. Y según los expertos, los motivos del presidente turco son, básicamente, sacar concesiones de sus aliados

Mucho tiene que ver con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán, el PKK, la guerrilla kurdoturca que lleva en guerra contra Turquía desde la década de los ochenta, y que se ha visto reforzada con el apoyo estadounidense en el norte de Siria, donde el grupo —bajo su filial siria, las YPG— fue la punta de lanza de la lucha contra el Estado Islámico

Turquía atacó por última vez al grupo en el norte de Siria en 2019 y vio como varios países europeos sancionaban su sector armamentístico como represalia. Ahora, a cambio de aceptar a Suecia y Finlandia en la OTAN —sin el voto favorable de todos los rstados miembro un país no puede entrar a la Alianza— Erdogan quiere que se levante este veto y que, además, se persiga a los supuestos miembros de las YPG y el PKK en Europa

Esto último no ha ocurrido porque la justicia europea considera que si estos supuestos miembros del PKK fuesen deportados a Turquía, no recibirían allí un juicio justo.

Un hombre fuerte

Pero, por supuesto, hay más: “Erdogan es un hombre fuerte, y en su estilo de hombre fuerte decidió sacar este tema a la luz pública cuando lo podría haber hecho en privado. Aquí hay unos problemas que son legítimos, pero Erdogan ha decidido hacer salir este tema de esta forma por su estilo. Al final Turquía, este país lleva siendo parte de la OTAN desde hace 70 años, y tiene algo que decir en el futuro de la alianza y sobre quién entra en ella y quién no. Puede que guste o no, pero es así”, explica Yörük Isik, analista geopolítico turco.

Noticias relacionadas

Con una crisis inflacionaria galopante en Turquía, con una inflación oficial cercana al 70% (y empresas independientes que la sitúan en el 160%), este experto considera que una crisis de otro tipo, que distraiga la opinión mediática, puede serle beneficiosa a Erdogan, en horas bajas de popularidad. 

“Este tipo de discurso de hombre fuerte tiene un impacto positivo en el electorado turco, y con las elecciones programadas para 2023 ya hemos entrado en tiempo electoral. Así que hay muchas razones por las que ha decidido proceder de esta forma”, explica Isik.