Entidad clave en el conflicto

¿Qué es la OTAN y qué países pertenecen a la organización? Cómo se puede entrar en la organización

La Organización del Tratado del Atlántico Norte nació en 1949 como una forma de defensa mutua de EEUU y Europa occidental

Un hombre pasa junto a la bandera de la OTAN en una plaza de Tirana.

Un hombre pasa junto a la bandera de la OTAN en una plaza de Tirana. / REUTERS / ARBEN CELI

2
Se lee en minutos

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) es uno de los actores protagonistas del conflicto entre Rusia y Ucrania. El presidente ruso, Vladímir Putin, ha esgrimido la "agresividad" de la Alianza Atlántica como uno de sus motores para justificar sus últimas decisiones, entre ellas el reconocimiento de las provincias prorrusas del Donbás en Ucrania.

Mientras, la OTAN ha anunciado que, en caso de que Putin inicie una actuación militar, desplegará más tropas en el este de Europa. Mientras, el exministro de Exteriores Javier Solana, ha llegado a señalar como uno de los detonantes del conflicto la apertura de la OTAN a la incorporación de Ucrania.

¿Qué países se verían involucrados en una operación militar de la OTAN? La organización tiene sus orígenes en la firma del Tratado de Washington de 1949, mediante el cual diez países de ambos lados del Atlántico se comprometieron a defenderse mutuamente en caso de agresión armada contra cualquiera de ellos.

Estos países eran:

  • Bélgica

  • Canadá

  • Dinamarca

  • Estados Unidos

  • Francia

  • Islandia

  • Italia

  • Luxemburgo

  • Noruega

  • Países Bajos

  • Portugal

  • Reino Unido

Más adelante se sumaron estos países:

  • Grecia (1952)

  • Turquía (1952)

  • Alemania (1955)

  • España (1982)

  • Hungría (1999)

  • Polonia (1999)

  • República Checa (1999)

  • Bulgaria (2004)

  • Eslovaquia (2004)

  • Eslovenia (2004)

  • Estonia (2004)

  • Letonia (2004)

  • Lituania (2004)

  • Rumanía (2004)

  • Albania (2009)

  • Croacia (2009)

  • Montenegro (2017)

  • Macedonia del Norte (2020)

La Alianza nació formalizando el vínculo de la defensa de Estados Unidos con los países de Europa occidental. La base legal era la Carta de Naciones Unidas, que reconoce el derecho inmanente de legítima defensa, individual o colectiva, en caso de ataque armado.

El fin de la guerra fría (1989) supuso un punto de inflexión. El desvanecimiento de la amenaza de conflicto militar hizo que la OTAN estableciera nuevas formas de cooperación política y militar para tratar los conflictos regionales y preservar la paz y la estabilidad. 

La cumbre celebrada en Madrid en julio de 1997 constituyó otro histórico: la OTAN inicio una fase de reforma de las estructuras y políticas para responder a las nuevas circunstancias. La alianza abrió la puerta a otras adhesiones.

Noticias relacionadas

El proceso de evolución y transformación de la OTAN continuó en la Cumbre de Praga de noviembre de 2002. En ella se decidió la ampliación de la Alianza a siete nuevos miembros de Europa Central y Oriental, elevando a 26 el número de Aliados. Este proceso de ampliación culminaría con la incorporación de Croacia y Albania en 2009, hasta alcanzar los 28 miembros actuales. En la Cumbre de Lisboa de 2010, se adoptó el Nuevo Concepto Estratégico (NCE), por el que la Alianza se prepara para afrontar los nuevos retos globales del Siglo XXI, como el terrorismo, la proliferación nuclear o los ciberataques.

 Este proceso de transformación de la Alianza ha incidido en buena medida en el ámbito de las capacidades de la organización, ámbito en el que España ha tenido un peso relevante. Así, en noviembre de 2006, la Cumbre de Riga declaró la capacidad operativa plena de la Fuerza de Respuesta Rápida de la OTAN (NRF), en la que España ha participado en sucesivas rotaciones.