Guerra en el este de Europa

El G-7 y la Unión Europea prometen más ayuda económica a Ucrania

El grupo de los siete países más ricos del mundo debate conceder 30.000 millones de euros a Kiev

Borrell anuncia la entrega de 500 millones de euros más para apoyo militar al país eslavo

Los ministros de Exteriores del G-7, reunidos este viernes en Wangels, Alemania.

Los ministros de Exteriores del G-7, reunidos este viernes en Wangels, Alemania. / GEORG WENDT / POOL (EFE)

2
Se lee en minutos

Las siete principales economías del mundo anunciaron este viernes su intención de continuar con el apoyo económico y armamentístico a Ucrania en lo que Alemania calificó de una "poderosa señal de unidad" para profundizar en el aislamiento global de Rusia. "Nunca desde el final de la guerra fría, los miembros del G-7 habíamos afrontado un desafío tan profundo. Nunca antes habíamos permanecido más unidos", dijo en un tuit la ministra de Exteriores alemana, Annalena Baerbock, la anfitriona de la reunión que este viernes reúne a los cancilleres del G-7 en la localidad alemana de Wangels.

El paquete económico está previsto que se debata la semana que viene en la reunión de los ministros de Finanzas del G-7. Según la revista 'Der Spiegel', discutirán una ayuda de 30.000 millones de euros a Ucrania. Este monto se sumaría a otros 500 millones de euros para apoyo militar de la Unión Europea, según anunció en el encuentro de Wangels el alto representante de política exterior y seguridad común, Josep Borrell.

La ayuda que debatirá el G-7 -integrado por EEUU, Reino Unido, Francia, Canadá, Japón, Italia y Alemania- se dividirá en créditos blandos y en aportes no retornables. Alemania, que ejerce la presidencia de turno del grupo, está impulsando el compromiso pero hay países, según 'Der Spiegel', que todavía son reacios a éste, sobre todo en lo relativo a las cantidades no retornables. La suma de 30.000 millones se ha calculado a partir del supuesto de que la guerra terminará antes del final de este año.

El Reino Unido y EEUU son partidarios de financiar al menos parte de la ayuda a Ucrania con dinero incautado a oligarcas rusos. Alemania, en cambio, recela de esta medida: "Con fortunas privadas se trataría de una expropiación y en nuestra legislación los obstáculos para ello son muy altos", dijo el ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner, en declaraciones a la revista germana.

Apoyo de los Veintisiete

Noticias relacionadas

Los 500 millones de euros anunciados por Borrell se suman a los 1.500 millones ya concedidos a Ucrania para armas y equipamiento militar. El jefe de la diplomacia europea negó que la nueva aportación vaya a utilizarse para suministrar a Ucrania aviones de combate, tal y como había anunciado el Gobierno de Volodímir Zelenski. Según explicó, se empleará para proporcionar armamento pesado: "En estos momentos, estamos suministrando vehículos acorazados, tanques, artillería pesada, munición, las cosas que se necesitan en este tipo de guerra".

La Unión Europea tiene pendiente de aprobar el sexto paquete de sanciones contra Rusia, que incluye el embargo al petróleo. La negativa de Hungría, está dilatando la decisión definitiva. Según Borrell, los ministros de Exteriores tratarán el tema una vez más el lunes y él se encargará de darle "un impulso político".