Guerra en Ucrania

Putin encarga a un fiscal vinculado a la mafia en España investigar los crímenes en Ucrania

La Fiscalía Anticorrupción española ha incluido a Alexander Bastrykin en su 'lista negra' de rusos vinculados con el crimen organizado y lo liga con la 'Tambovskaya'

Putin encarga a un fiscal vinculado a la mafia en España investigar los crímenes en Ucrania
6
Se lee en minutos
Tono Calleja

El Gobierno de Vladímir Putin ha querido dar réplica a las críticas del resto del mundo por los crímenes cometidos en los territorios ucranianos de Bucha y Kramatorsk, que niega que sean obra de su ejército, encargando una investigación al respecto al fiscal Alexander Bastrykin, persona de su máxima confianza. Pero se da la circunstancia de que Bastrykin es uno de los ciudadanos rusos incluidos en la 'lista negra' elaborada por la Fiscalía General del Estado por sus vínculos con el crimen organizado y la corrupción en España, tal y como publica en exclusiva 'El Periódico de España', medio del mismo grupo editorial que este diario.

El ahora presidente del Comité de Investigación de Rusia -que fue señalado en España en la denominada 'operación Troika' por haber actuado "al servicio" de la mafia de San Petersburgo-, ha ordenado que se abran causas penales en relación a la retirada militar de la localidad de Bucha, donde se encontraron más de 400 cadáveres de civiles tras la salida de las tropas rusas. Y ha hecho lo propio por el bombardeo de la estación de tren de Kramatorsk, que provocó la muerte de al menos 50 personas. Rusia no admite ninguna responsabilidad en estas masacres, por lo que oficialmente las pesquisas de Bastrykin se han abierto por la difusión de informaciones "falsas" por parte de las autoridades ucranianas contra el Ejército ruso, lo que podría implicar penas de hasta 15 años de cárcel.

Bastrykin es un personaje del entorno cercano a Putin y ha sido incluido en el listado elaborado por los fiscales de Anticorrupción Juan José Rosa y José Grinda por las relaciones que mantuvo con la organización criminal 'Tambovskaya-Malyshevskaya', -encabezada por Gennadios Petrov y Alexander Malyshev-, que fueron destapadas gracias a las grabaciones realizadas por la Guardia Civil por orden judicial.

Sancionado por EEUU

Bastrykin ha estado bajo diversas lupas. Fue objeto de sanciones por parte de Estados Unidos y del Reino Unido por no impedir la muerte en prisión del abogado Serguei Magnitski. Dicho letrado fue encarcelado mientras estaba investigando la presunta implicación de autoridades rusas en la sustracción de 200 millones de euros del fondo de inversiones Hermitage, propiedad del ciudadano británico Bill Browder.

En lo que concierne a las investigaciones en España, la Fiscalía Anticorrupción no llegó a formalizar ninguna acusación contra Bastrykin al considerar que no era competente para investigar a este funcionario y que correspondía al Estado ruso desarrollado las pesquisas pertinentes.

Sin embargo, en el escrito de acusación presentado por el Ministerio Fiscal en la Audiencia Nacional contra los integrantes del presunto clan mafioso Tambovskaya especificaba que Bastrykin había actuado en beneficio de Petrov. De hecho, según consta en las citadas grabaciones, el propio cabecilla de la organización mafiosa llega a mostrar su satisfacción por la elección en 2007 de Bastrykin como máximo responsable del Comité de Investigación de la Oficina del Fiscal General de Rusia.

El nombramiento de Bastrykin

La transcripción de esta conversación realizada por la periodista Anastasia Kirilenko destaca que, el 22 de junio de 2007, Petrov habla con Leonid Khristoforov, integrante del clan 'Malyshevskaya', sobre el nombramiento de Bastrykin: "El hombre ha sido designado. Del que te hablé, ¿recuerdas? Así que está hecho, tiene el puesto. Uno muy relevante también". "Oh, genial", contesta Khristoforov. Bastrykin fue nombrado ese mismo día, 22 de junio de 2007, presidente del Comité de Investigación de la Fiscalía General de Rusia.

Este organismo, que en 2011 pasó a denominarse Comité de Investigación de Rusia, curiosamente es el responsable de la lucha contra la corrupción y de analizar las actuaciones de la Policía y de las autoridades públicas. Por ello, Bastrykin es el principal instigador de las acusaciones presentadas contra el líder opositor Alexéi Navalni, que cumple dos condenas de tres y nueve años de cárcel.

Bastrykin mantenía sus contactos con la mafia de San Petersburgo a través del general jefe de la Dirección Principal del Ministerio del Interior de Rusia Nikolai Nikolaevich Aulov y del ex alto cargo de la Fiscalía Igor Sobolevsky, que era el 'número dos' del Comité. En otra conversación entre Aulov y Petrov, el primero informa a Petrov de que un equipo de 30 oficiales iba a investigar las actividades de Vladimir Kumarin (Barsukov), el líder de la organización mafiosa rival de Petrov en San Petersburgo. Dos meses después Kumarin fue arrestado, y desde entonces permanece en prisión, según informa The Insider.

A instancias del 'rey'

Días después, Petrov dice a Leonid Khristoforov, siempre según las grabaciones, que la operación policial se había llevado a cabo a instancias del "rey": "Lo que quiero decir es que la voluntad del 'rey' con respecto al vecino es muy específica. [...] Mi amigo Igor [Sobolevsky], subjefe de esta nueva estructura, me llamó ayer por la tarde".

En el escrito de acusación se alude asimismo a que Bastrykin habría llegado a reclamar a Petrov que le ayudara a encontrar una oficina en San Petersburgo. Unas gestiones que según las grabaciones habría realizado el 'número dos' del fiscal Igor Sobolevsky quien, por cierto, también está incluido en la 'lista negra' de la Fiscalía española.

El 4 de marzo de 2009, el entonces fiscal general del Estado ruso Yuri Chaika visitó Madrid para reunirse con un homólogo, Cándido Conde-Pumpido. Y de forma secreta, tal y como explicó este diario, reclamó a Estado español la información que los fiscales José Grinda, David Martínez Madero y Juan Carrau habían obtenido sobre el general Nikolai Nikolaevich Aulov e Igor Sobolevsky. El primero tenía, siempre según Anticorrupción, una relación "estrecha" con los cabecillas del clan mafioso, a quienes informaba de los asuntos que se investigaban. Por su parte, Sobolevski mantenía una "frecuente" comunicación y un intercambio de "favores" con el clan.

Pruebas contra Sobolevski

El fiscal jefe de Rusia, Yuri Chaika, trasladó a las autoridades españolas que quería tener pruebas sobre el general Aulov, y así bloquear su nombramiento, un objetivo que según explican a esta redacción las fuentes consultadas "se logró". También Sobolevski habría sido destituido de su puesto en la Fiscalía, en el que permaneció Bastrykin, muy cercano a Vladímir Putin.

Noticias relacionadas

La Audiencia Nacional absolvió en 2018 a 17 integrantes secundarios del clan mafioso de Petrov y Malyshev, al no poder probar que estos habían blanqueado en España las ingentes cantidades de dinero procedente de las actividades delictivas de la organización criminal en San Petersburgo. Sin embargo, un segundo fallo, este de 23 de diciembre de 2021, posibilitó que los magistrados de la Sala de lo Penal cambiaran de criterio y condenaran a Irina Ussova, la hermana de la pareja de Malyshev, por blanqueo de capitales. Los jueces decretaron el embargo del saldo de una cuenta que esta mujer tenía bloqueada en España, que disponía de 416.167 euros. Ni Petrov ni Malyshev han sido extraditados a España, ya que Rusia no entrega a sus nacionales a otros países.

Desde el inicio de la invasión de Ucrania, Bastrykin, que depende de forma directa de Vladímir Putin como presidente ruso, ha ordenado la apertura de diferentes investigaciones sobre la difusión de "información deliberadamente falsa" sobre las actividades de las fuerzas armadas rusas en Bucha; sobre el bombardeo de la estación de tren de Kramatorsk; y la muerte de una mujer en Mariupol "a manos de nacionalistas ucranianos". También ha encargado la apertura de pesquisas sobre la supuesta existencia de una prisión controlada por el Batallón Azov destinada a recluir opositores pro-rusos, que habrían sido objeto de malos tratos; y sobre la presunta utilización de armas biológicas por parte de Ucrania.