Reino Unido

Multa a Boris Johnson por las fiestas en Downing Street durante la pandemia

El ministro de Finanzas y la esposa del primer ministro también han sido sancionados por Scotland Yard

2
Se lee en minutos
Begoña Arce
Begoña Arce

Periodista

ver +

Boris Johnson, su esposa, Carrie Johnson, y el ministro de Finanzas, Rishi Sunak, han sido multados por la Policía Metropolitana de Londres por haberse saltado las leyes de emergencia celebrando fiestas en Downing Street y otros departamentos gubernamentales durante el confinamiento. Johnson negó en un principio en el Parlamento la existencia de tales fiestas y jamás ha admitido culpa alguna, a pesar de las pruebas irrefutables de su presencia en varios eventos.

Tras conocerse la sanción, en una declaración leída cuidadosamente ante las cámaras, Johnson pidió perdón, afirmó haber pagado ya la multa, pero insistió en que no pensó que el estar celebrando brevemente su cumpleaños fuera saltarse la ley. “Debo decir con toda franqueza que en aquel momento no se me ocurrió que fuera romper con las normas, pero la policía lo ha considerado de otra forma y respeto el resultado de su investigación”.   

El líder laborista Keir Starmer ha pedido su dimisión y la del responsable de Finanzas. “Boris Johnson y Rishi Sunak se han saltado la ley  han mentido repetidamente a los británicos. Ambos deben dimitir”. Nicola Sturgeon, la ministra principal de Escocia, también ha pedido la dimisión de ambos. Johnson es el único primer ministro en la historia británica que sigue ejerciendo el cargo habíendose saltado la ley.

 Más de 50 multas

El llamado 'Partygate' causó indignación entre los ciudadanos. El Gobierno había pedido enormes sacrificios a los ciudadanos druante la pandemia, pero las normas no contaron para quienes las imponían. Hubo fiestas de Navidad, picnics al sol en los jardines de la residencia oficial del primer ministro, juergas con alcohol hasta la medianoche y la fiesta de cumpleaños para Johnson en junio del 2020, organizada por su esposa y a la que asistió Sunak.

En total, Scotland Yard ha estado investigando muy pausadamente 12 festejos que tuvieron lugar durante la pandemia en la residencia oficial en Downing Street y en otros departamentos ministeriales. Hasta el momento ya se han notificado más de 50 multas. El equipo de Johnson no ha detallado por qué eventos ha sido multado. Las sanciones oscilan entre las 20 y las 50 libras (de 24 a 60 euros).

Fortalecido por la guerra de Ucrania

Johnson no ha respondido aún al escándalo que dominó la vida política a principios de este año, cuando se puso en cuestión su liderazgo. En aquel momento algunos diputados conservadores presentaron la carta pidiendo un voto de no confianza contra su líder. Otros dijeron estar dispuestos a hacerlo si finalmente el primer ministro era declarado culpable, como así ha sido ahora.

Las circunstancias sin embargo han cambiado. La guerra de Ucrania ha devuelto un protagonismo internacional a Johnson, que ha salido fortalecido en esa crisis. La reacción de los diputados conservadores está por ver, pero es poco probable que inicien en estos momentos el proceso para apartar a Johnson, a pocas semanas de unas elecciones locales.

Noticias relacionadas

Después de meses de indagaciones e interrogatorios, sobre lo ya investigado previamente con todo detalle por la alta funcionaria, Sue Gray, cuyo demoledor informe se publicó en enero, el anuncio de las multas se ha dado a conocer precisamente cuando el Parlamento está cerrado por vacaciones. Una vez más, Johnson sigue ganando tiempo.