Mercado "más justo"

¿Por qué Canadá prohibirá que los extranjeros compren una vivienda?

Construcción de vivienda nueva en Toronto, en 2017.

Construcción de vivienda nueva en Toronto, en 2017. / Pixabay / Paul Brennan

1
Se lee en minutos
El Periódico

El Gobierno de Canadá presentó el pasado día 7 un proyecto presupuestario de 452.300 millones de dólares canadienses (cerca de 330.000 euros) para el año fiscal 2022-2023 concentrado en la reducción del déficit y el abaratamiento de la vivienda en el país.

La propuesta presupuestaria del Gobierno de Trudeau, recogida en 280 páginas frente a las casi 800 del presupuesto del año anterior, solo contiene unos 31.200 millones de dólares canadienses (casi 22.800 euros) de nuevo gasto.

Vivienda asequible

Y de esa cantidad, una tercera parte está destinada a hacer la compra de viviendas más asequible para los canadienses.

En febrero, el precio medio de un casa en el país sobrepasó los 800.000 dólares canadienses (más de 583.000 euros).

La viceprimera ministra de Canadá, y ministra de Finanzas, Chrystia Freeland, reconoció el pasado día 7, al presentar los presupuestos, que con esos precios las viviendas están fuera del alcance de muchas familias canadienses por lo que el Gobierno quiere hacer el mercado "más justo".

Inversiones masivas de extranjeros

Noticias relacionadas

Entre las medidas adoptadas en la propuesta presupuestaria se incluyen políticas para limitar el impacto de compradores extranjeros que en los últimos años han realizado inversiones masivas en los dos principales mercados inmobiliarios del país, Toronto y Vancouver, elevando el precio de la viviendas.

Además, Ottawa creará un nuevo instrumento para inversiones libres de impuestos destinado a la compra de una primera vivienda, así como políticas para incentivar la construcción de nuevas residencias.

Temas

Canadá