Guerra de Ucrania

La ciudad ucraniana de Chernígov, camino de convertirse en una nueva Mariúpol

Las autoridades alertan de la grave situación humanitaria tras dos semanas sin servicios básicos en la localidad

Un hotel afectado por los bombardeos rusos en el centro de Chernígov.

Un hotel afectado por los bombardeos rusos en el centro de Chernígov. / OLEH HOLAVATENKO (REUTERS)

2
Se lee en minutos
Agencias

La situación humanitaria en la ciudad de Chernígov, situada en el norte de Ucrania, es "extremadamente difícil", ya que los habitantes llevan más de dos semanas sin servicios básicos, como agua, electricidad, gas o calefacción. "La situación humanitaria en Chernígov sigue siendo extremadamente difícil. Los ciudadanos aguantan heroicamente y viven sin agua, electricidad, calefacción y otras comunicaciones críticas desde hace más de dos semanas", publicó en su cuenta de Telegram el servicio de prensa de la Policía Nacional ucraniana.

Chernígov, ciudad ucraniana que antes del inicio de la guerra contaba con unos 280.000 habitantes, va así camino de convertirse en una nueva Mariúpol, localidad devastada por los ataques rusos. De hecho, Chernígov ha sido la segunda ciudad más afectada por las acometidas del Ejército de Moscú, por detrás de la mencionada Mariúpol.

Durante el último día, las tropas rusas continuaron sus ataques contra esta localidad y la cercana Nizhyn, ambas al norte de Kiev, según ha informado la agencia local Ukrinform. La policía trata de recopilar datos sobre posibles víctimas en estos ataques e intenta hacer llegar ayuda humanitaria a las zonas más castigadas.

Los servicios policiales también han explicado que estos días se dedican, sobre todo, a gestionar los puestos de control, patrullar las calles, detener a los saqueadores, inspeccionar a los sospechosos y los vehículos las 24 horas del día junto con las unidades de defensa territorial. "En las últimas 24 horas fueron identificadas tres personas que podrían estar involucradas en actos de sabotaje y saqueo", han apuntado.

Retirada rusa

Las autoridades de Chernígov han informado este viernes de que las tropas rusas están abandonando esta localidad. El presidente de la Administración Regional Estatal de Chernígov, Viacheslav Chaus, ha señalado a través de Telegram que "el enemigo, gracias a las Fuerzas Armadas, está abandonando la región de Chernígov". "Por qué lo hace sólo lo sabe él, pero espero que sea para siempre. Incluso si se va para reagruparse y volver, estaremos esperando para darle una doble bienvenida", ha sostenido Chaus, quien ha incidido en que "todas las comunidades trabajan ahora para restaurar sus sustentos".

"Nuestras Fuerzas Armadas participan en el desminado de asentamientos en los que estuvo el enemigo para limpiar los espíritus malignos moscovitas", ha añadido. De esta forma, ha pedido a los residentes de la región que sea consciente de la posibilidad de que haya ataques y bombardeos contra la región. "El enemigo puede actuar de cualquier manera", ha señalado, al tiempo que ha reiterado su recomendación de que la gente se dirija a los refugios si hay alarmas aéreas.

Noticias relacionadas

En este contexto, Chaus ha advertido que "es demasiado pronto para relajarse". "Aún tenemos mucho trabajo que hacer y aún hay guerra. El enemigo está en nuestra tierra. Todo el mundo sabe lo que hacer. Todos a trabajar", ha manifestado, antes de aplaudir el "fantástico trabajo" de los voluntarios. "A trabajar. A la victoria", ha zanjado.

El pasado martes, tras la reunión en Estambul de la delegación rusa y la ucraniana, Moscú se comprometió a reducir "drásticamente" su actividad militar en Kiev y Chernígov. Sin embargo, al día siguiente, estos fueron los principales blancos del Ejército ruso. No obstante, parece que ahora están cumpliendo las promesas de retirada.