Guerra de Ucrania

Una periodista rusa crítica con el Kremlin muere en un ataque de precisión

Oksana Baulina había trabajado como productora para la Fundación Anticorrupción del opositor ruso Navalni

La periodista rusa Oksana Baulina ha muerto en un bombardeo en Kiev cuando grababa la destrucción de la capital por la guerra entre Rusia y Ucrania

La periodista rusa Oksana Baulina ha muerto en un bombardeo en Kiev cuando grababa la destrucción de la capital por la guerra entre Rusia y Ucrania / The Insider

3
Se lee en minutos
Ricardo Garcia Vilanova

Oksana Baulina era una periodista rusa conocida por sus trabajos de investigación sobre la corrupción del Kremlin y, en concreto, muy crítica con las políticas de Vladímir Putin.  Durante la noche del miércoles 23, se conoció la noticia de su muerte, que fue presentada como resultado de uno de los temidos 'double tap' (doble disparo) : primero se bombardea un lugar y cuando llegan los trabajadores sanitarios, los vecinos y los periodistas, se vuelve a bombardear el mismo lugar para provocar más víctimas y aumentar el terror. Una de las muchas técnicas y lecciones que ya se empleó en Siria y que ahora se está replicando en Ucrania.

Pero no fue un 'double tap'. Baulina acudió al centro comercial que había sido bombardeado en Kiev. Y fue en el parking colindante donde encontró la muerte. El coche fue destruido con un sistema de orientación preciso. Para conseguirlo se necesita a alguien en el terreno que marque el objetivo y para eso se necesita, también, identificar ese objetivo. La explosión fue de precisión. Un asesinato selectivo.

Así quedó el coche de Oksana Baulina.

/ Ricardo Garcia Vilanova

No hay marcas en el suelo de metralla y ni tan siquiera el cristal delantero explotó en su totalidad. De hecho, las dos puertas del lado contrario a la del objetivo se mantuvieron cerradas. El sistema utilizado tenía la carga precisa y necesaria  para matar a todos los ocupantes del vehículo pero no para volatilizar el vehículo, al contrario del sistema que el disparó contra el centro comercial que Baulina fue a visitar.

Siete informadores muertos

Siete periodistas han muerto en Ucrania desde que comenzó la invasión rusa, hace 27 días. Hasta ahora se han registrado siete muertes de informadores, 1 herido, 2 desaparecidos y varios intentos de asesinato –entre los que se encuentra un periodista estonio, un conductor ucraniano y el que suscribe este artículo–. pero todos ellos fueron fruto de la casualidad de estar en el mal lugar en el momento inapropiado. Simplemente se creó esa oportunidad y alguien decidió aprovecharla. Pero Con Oksana Baulina entramos en otra dimensión, porque ahora cualquier periodista puede ser el blanco directo de un asesinato de precisión. Solo necesitan nuestro numero de  teléfono.  

Noticias relacionadas

Trabajando para The Insider, Baulina la periodista ha cubierto la guerra de Ucrania desde Lviv y Kiev. Previamente, la periodista había trabajado como productora para la Fundación Anticorrupción -del opositor ruso Alexei Navalni-. Después de que esta organización fuera catalogada como una organización extremista por el Kremlin, la periodista tuvo que abandonar Rusia para continuar informando sobre la corrupción del Gobierno ruso

La oenegé Reporteros Sin Fronteras (RSF) se ha hecho eco de la noticia y ha señalado en su perfil oficial de Twitter que "los periodistas no deben ser objetivos de guerra", mientras que la Federación Europea de Periodistas (EFJ) también ha condenado el "bombardeo de objetivos civiles por parte del Ejército ruso". "Algunos periodistas son atacados deliberadamente con la clara intención de intimidar a toda la profesión, lo que constituye un crimen de guerra. A otros les disparan en áreas residenciales con múltiples víctimas civiles", ha dicho el secretario general de la EFJ, Ricardo Gutiérrez, quien ha dicho que estas acciones "no pueden quedar impunes".