Guerra en Ucrania

Rusia dice que solo hará uso de sus armas nucleares si ve amenazada su existencia

El secretario general de la ONU advierte al Kremlin que "no puede ganar esta guerra absurda"

Rusia dice que solo hará uso de sus armas nucleares si ve amenazada su existencia

ATLAS AGENCIA\Mikhail Chernichkin REUTERS

4
Se lee en minutos
El Periódico

Rusia solo utilizará sus armas nucleares en la guerra en Ucrania si ve amenaza su existencia, dijo este martes el portavoz del Kremlin Dmitri Peskov a la cadena CNN Internacional. "Tenemos una doctrina de seguridad interior que es pública, donde se pueden leer todas las razones para la utilización de armas nucleares. Para que eso ocurra es necesario una amenaza existencial para nuestro país", añadió. El comentario del Peskov sucede a la orden dada el mes pasado por el presidente ruso, Vladímir Putin, de poner en máxima alerta a las fuerzas nucleares de Rusia.

Mientras, el pulso bélico que libran desde hace 27 días la resistencia ucraniana y las tropas rusas se mantiene activo en todos los frentes. La maquinaria militar de Moscú sigue con su implacable asedio a la capital, Kiev, aunque no ha logrado cerrar el cerco, mientras intenta ocupar las localidades estratégicas del este del país, como Mariúpol, castigada por bombardeos constantes y de la que han huido tres cuartas partes de la población.

Según las informaciones que llegan desde el interior de esta ciudad del sureste del país, los residentes atrapados en la ciudad, unos 100.000, prácticamente no tienen alimentos, agua y viven sin electricidad ni calefacción. Fuentes estadounidenses han afirmado que algunas fuerzas rusas han entrado en la ciudad y que dos «bombas muy potentes» estallaron ayer en la ciudad. La ocupación de Mariúpol permitiría a Rusia conectar la región de Donbás con la península de Crimea. Otras dos ciudades donde la población se está quedando sin suministros son Járkov y Chernígiv, según informaron ayer las autoridades ucranianas 

Bombardeo incesante

Desde Nueva York, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres ha advertido a Rusia que no ganará la guerra y le ha instado a sentarse a negociar. "Esta guerra no se puede ganar. Antes o después, tendrá que moverse del campo de batalla a la mesa de paz. Esto es inevitable", ha dicho el jefe de Naciones Unidas, que ha denunciado que los ucranianos están viviendo "un infierno".

Guterres ha instado a detener la que ha calificado de guerra "absurda" y se ha preguntado "cuántos Mariúpol deben destruirse" antes de asumir el "sufrimiento humano" que lleva aparejado un conflicto de esta magnitud. "Durante más de dos semanas, Mariúpol ha sido rodeada por el Ejército ruso y bombardeada incesantemente. ¿Para qué?", se ha preguntado Guterres, en una dura comparecencia ante los medios en la que ha sentenciado que "Ucrania no puede conquistarse ciudad por ciudad, calle por calle, casa por casa".

El máximo responsable de la ONU ha dicho que no pierde la esperanza en un posible avance de la diplomacia y, de hecho, ha asegurado que sus contactos con "varios actores" le informan de avances "en varios asuntos clave", si bien no ha entrado en detalles. Las autoridades ucranianas y rusas han llevado a cabo varias rondas de negociación, por ahora sin avances para un alto el fuego. Moscú también ha descartado las ofertas del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, para un encuentro cara a cara con su homólogo ruso, Vladímir Putin.

Objetivos civiles

Guterres no ha escatimado críticas contra Rusia, a la que ha acusado de lanzar "una invasión masiva" sobre un país soberano y de dar inicio a una ofensiva con "bombardeos sistemáticos" sobre objetivos civiles.  "Y todo esto se está intensificando, haciéndose cada vez más destructivo e impredecible", ha dicho, recordando por ejemplo que ya hay 3,5 millones de refugiados y 6,5 millones de desplazados fruto de una guerra "que no va a ninguna parte".

Estados Unidos, por su lado, ha acusado a Rusia de "secuestrar" a miles de niños ucranianos. "Según el Ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania, las fuerzas rusas han trasladado ilegalmente a 2.389 niños ucranianos de Donetsk y Luhanks a Rusia", ha tuiteado la embajada de Estados Unidos en Kiev este martes. “Esto no es asistencia, es secuestro”.

“Están tomando ciudadanos ucranianos, enviándolos a lo que se llama campos de filtración y luego reubicándolos en partes distantes de Rusia para que trabajen gratis”, ha denunciado la parlamentaria ucraniana Inna Sovsun, mientras que la portavoz de derechos humanos ucraniana, Lyudmyla Denisova, ha afirmado que sus compatriotas están siendo "enviados por ferrocarril a varias ciudades económicamente deprimidas en Rusia". "Esta es la lógica de la Alemania nazi", ha dicho.

Reglas mínimas

Noticias relacionadas

El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, tiene previsto viajar a Moscú este miércoles para reunirse con distintas autoridades rusas. Esas reuniones "formarán parte de un diálogo permanente" que la organización mantiene con las partes de este conflicto que se inició el pasado 24 de febrero, ha dicho Mauer que la semana pasada estuvo en Ucrania. Una de las preocupaciones de CICR es obtener luz verde de ambas partes para cumplir con su misión de visitar a los prisioneros de guerra y garantizar que son tratados de forma humana, tal está previsto en las Convenciones de Ginebra que establecen las reglas mínimas a respetar en tiempos de guerra.

Durante su estancia en Ucrania, Mauer calificó también como prioritario proteger las infraestructuras civiles de carácter esencial, como hospitales, escuelas, e instalaciones de suministro eléctrico y de agua. La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó que 62 estructuras sanitarias en Ucrania han sufrido ataques y que 15 personas murieron y otras 37 resultaron heridas en los mismos.