Discurso en el Bundestag

Zelenski reprocha a Alemania la falta de un apoyo decidido

El líder ucraniano reclama que el canciller Scholz asuma el liderazgo para frenar la guerra y no priorice la economía

Zelenski alerta ante Berlín de un nuevo muro y reclama liderazgo a Scholz. En la foto, miembros del Gobierno alemán, entre ellos el canciller Scholz (abajo, en el centro), aplauden la intervención de Volodímir Zelenski en el Parlamento alemán. / AFP / TOBIAS SCHWARZ / VÍDEO: EFE

3
Se lee en minutos
Agencias

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha pedido este jueves a Alemania que derribe el nuevo "muro" que recorre Europa y ha levantado Rusia desde que comenzó la invasión del país ucraniano, hace ahora tres semanas. En un discurso este jueves ante el Bundestag (Parlamento alemán), ha reclamado al canciller germano, Olaf Scholz, que asuma el liderazgo para tirarlo abajo, en lugar de priorizar la economía.

"Ustedes están atrapados detrás de un muro", ha aseverado Zelenski, trazando un paralelismo con el Muro de Berlín y la Guerra Fría, aunque ha incidido en que este muro "es mucho más firme" e impide que otros europeos vean el sufrimiento en Ucrania. "De alguna manera, están de nuevo detrás del muro, no del muro de Berlín, sino en medio de Europa, donde hay libertad. Y este muro es más fuerte con cada bomba que cae en nuestro suelo en Ucrania", ha lamentado el mandatario ucraniano.

En este sentido, ha pedido a Scholz que le dé a Alemania "el liderazgo que merece para que las generaciones futuras puedan estar orgullosas de ustedes". "Apoye nuestra libertad, apoye a Ucrania, detenga esta guerra, ayúdenos a detenerla", ha subrayado el líder ucraniano. En una intervención virtual ante el Bundestag, que lo recibió con una fuerte ovación, el presidente de Ucrania ha invocado el histórico discurso pronunciado en 1987 por el entonces presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, cuando pidió desde la Puerta de Brandeburgo al líder soviético, Mijail Gorbachov, que derribara el muro que desde 1961 dividía Berlín.

"Señor Scholz, destruya este muro", ha enfatizado, al tiempo que ha insistido en la parábola entre esa división de entonces y el nuevo muro que está levantando Rusia desde el pasado 24 de febrero con la invasión y que ha costado la vida de al menos 108 niños, según Zelenski. "Cada bomba que cae, cada decisión que no se adopta es una piedra con la que se construye ese muro", ha añadido, al tiempo que ha recordado que los ataques rusos sobre Ucrania se producen "día y noche, los siete días de la semana" y que no respetan ni hospitales, ni escuelas ni otros objetivos civiles.

"Más apoyos" fuera de Europa

En este sentido, el líder ucraniano ha reprochado al plenario la falta de un apoyo más decidido y ha advertido de que las sanciones contra el entorno del presidente ruso, Vladímir Putin, "llegan tarde y no son suficientes". "Es difícil para nosotros sobrevivir a todo esto sin la ayuda del resto del mundo, defender a Ucrania y defender al mundo libre de Europa", ha señalado, para después añadir que Ucrania estaba encontrando "más apoyos" desde el otro lado del Atlántico que en su propio continente.

Asimismo, Zelenski ha reclamado a Alemania que apoye la petición de Kiev para unirse a la Unión Europea (UE). Hasta el momento, como sus principales socios de la OTAN, Berlín rechaza la zona de exclusión aérea sobre Ucrania que ha reclamado el presidente ucraniano. Además, también se niega a una intervención de soldados de la Alianza Atlántica en Ucrania, en línea con las advertencias de Washington contra lo que sería convertir a la alianza en "parte" del conflicto.

Noticias relacionadas

Por otro lado, Zelenski también ha lanzado reproches a la cúpula política alemana -no solo la actual, sino también la precedente- en lo que respecta al gasoducto Nord Stream, fruto de un acuerdo en 2005 entre el entonces canciller socialdemócrata, Gerhard Schröder, y Putin, su amigo y aliado político. "Les advertimos de que Nord Stream 2 era un arma. Y su respuesta fue economía, economía, economía", ha criticado el presidente ucraniano, en alusión al segundo tramo de ese gasoducto, cuya construcción no detuvo Berlín ni siquiera a raíz de la anexión de Crimea, en 2014, bajo el Gobierno de la anterior canciller, Angela Merkel.

La decisión de suspender el proceso de certificación del gasoducto la adoptó Scholz al día siguiente de iniciarse la invasión de Ucrania, por lo que ha quedado paralizado. El Nord Stream 1, en funcionamiento desde 2011, sigue suministrando gas ruso a Alemania, mientras el Gobierno alemán actual busca remedios para reducir la dependencia energética de Rusia.