El desafío ruso

Putin compara la sanciones contra su país con un pogromo antisemita

El presidente de Rusia admite que el castigo comportará "cambios estructurales profundos" en la economía rusa

El presidente ruso, Vladímir Putin, el pasado 17 de febrero.

El presidente ruso, Vladímir Putin, el pasado 17 de febrero. / ALEXEY NIKOLSKY / REUTERS

2
Se lee en minutos
Agencias

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha condenado este miércoles las sanciones que están estableciendo los países occidentales contra su país, y ha afirmado que estos están actuando de "manera odiosa". Así, ha comprado las actuaciones con las persecuciones contra los judíos: "Se imponen paralelismos con los pogromos antisemitas", ha dicho, admitiendo también que el castigo “requerirá cambios estructurales profundos” en la economía rusa. “No lo ocultaré, no serán fáciles”, ha añadido.

En una videoconferencia con su Gobierno, Putin ha afirmado que el país se enfrentará al aumento del desempleo y de la inflación de manera “temporal” mientras la economía se va adaptando a la "nueva realidad".

Para paliar los efectos de las sanciones -que se han traducido en un profunda devaluación del rublo y un aumento de los tipos interés- Putin ha ordenado aumentar los beneficios sociales de los funcionarios, incluidas las pensiones, aumentar el salario mínimo y los sueldos de los empleados públicos. Según ha dicho sin ofrecer más detalles, el Gobierno tiene fondos suficientes para cubrir los costos sin recurrir a la impresión de dinero.

Inicio de la invasión

A raíz de la invasión el 24 de febrero, los países occidentales impusieron sanciones económicas contra el Banco Central, las importaciones rusas como el petróleo y los oligarcas próximos al Kremlin, entre otros.

Muchas e importante empresas privadas se han marchado del país o han parado su producción. Así, con unos 300.000 millones de dólares en reserva, los bancos occidentales de Rusia están congelados y este miércoles Rusia debía reembolsar 117 millones de dólares en intereses de dos bonos de deuda en moneda estadunidense, el primer pago de una serie prevista en marzo y abril.

Aunque tiene un periodo de gracia aún de 30 días, si finalmente no cumple con el compromiso, el país entraría en quiebra. Las sanciones también forzaron la salida de Moscú de varios organizaciones internacionales y eventos deportivos.

Región rusófona

La economía rusa “retrocederá 20 o 30 años”, ha augurado a la agencia France Press el exasesor económico del Gobierno ruso, Serguéi Guriev, quien opina que Putin “ha conseguido destruir la economía rusa en algunas semanas".

Un profesor en Ciencias Políticas en Paris, asesor económico del gobierno ruso a principios de los años 2010, ha predicho una "enorme recesión" y un "probable" impago por parte de Rusia.

Con respecto al desarrollo de la invasión, el cual Rusia denomina “operación militar especial”, Putin ha afirmado que se está desarrollando "según lo acordado" y "de forma exitosa".

Putin ha dicho que se está desarrollando según lo acordado y "de forma exitosa" y ha agregado que no tiene "intención de ocupar" Ucrania. Una vez más, el mandatario ha estimado que no tenía opciones frente a Ucrania. "No teníamos simplemente opciones para resolver el problema de manera pacífica", ha señalado.

Noticias relacionadas

También ha subrayado que tenía "razones para creer" que había "componentes de armas biológicas" desarrollándose en territorio ucraniano.

El líder ruso también ha reiterado que ya no se podían tolerar "los años de intimidación de la población del Donbás", región rusófona del este de Ucrania, donde las autoridades hacen frente a los rebeldes separatistas prorrusos desde 2014.