Guerra en el este de Europa

La UE eleva a 1.000 millones los fondos para armar a Ucrania

Los líderes europeos descartan una adhesión rápida de Ucrania en la UE, lo que decepciona a Zelenski

Anuncian un plan para dejar de depender energéticamente de Rusia en 2027

Borrell propone gastar 500 millones más de fondos de la UE para dar armas a Ucrania. En la foto, el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, a su llegada a la cumbre de Versalles este viernes. / REUTERS / SARAH MEYSSONNIER / VÍDEO: EFE

3
Se lee en minutos
Enric Bonet

Doblar el apoyo militar a Ucrania, al mismo tiempo que se aleja la posibilidad de una rápida adhesión del país en la Unión Europea. Los líderes europeos aprobaron este viernes en la cumbre de Versalles un aumento en 500 millones de euros en el presupuesto para entregar más armas a Ucrania. Así elevaron a 1.000 millones la ayuda militar de la UE al país invadido por la Rusia de Vladímir Putin.

"Hemos aportado un apoyo inédito a Ucrania con la entrega de armas y vamos a responder con 500 millones más", aseguró el presidente francés, Emmanuel Macron, en la rueda de prensa final de la reunión, que tuvo lugar en el Salón de las batallas del majestuoso palacio, el mismo lugar en que había recibido por todo lo alto a Putin en 2017, todo un símbolo del terremoto geopolítico que vive el Viejo Continente.

"Es evidente que en las últimas dos semanas nos hemos despertado en una Europa distinta", afirmó el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en la misma comparecencia, en que también participó Ursula von der Leyen, al frente de la Comisión Europea. La invasión rusa de Ucrania ha roto numerosos tabús europeos y uno de ellos es dar armas a países beligerantes. El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, ya había precisado por la mañana que se enviará de manera "inmediata, porque ahora todo fluye muy rápido".

Esta ayuda suplementaria se financiará a través del Fondo de Facilidad Europea de Paz, dotado con 5.000 millones. La UE ya había recurrido a este instrumento para desbloquear el primer envío de armas, decidido tres días después del inicio de la invasión y también valorado en 500 millones. La ventaja de este mecanismo es que no requiere la aprobación unánime de todos los países miembros, puesto que pueden apostar por una "abstención constructiva". Lo que evita un eventual bloqueo por parte de aquellos Estados que no pueden enviar armas a países en guerra.

Descartada la adhesión rápida de Ucrania en la UE

Pese a la nueva ayuda militar, los Veintisiete descartaron en Versalles la adhesión "sin plazos" de Ucrania en la UE, solicitada por el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski. "No podemos decir solo sí a causa de esta guerra y olvidar el proceso en que entraron hace años países de los Balcanes", sostuvo el presidente francés para justificar esta decisión. "Ucrania forma parte de la familia europea", dijo Von der Leyen. Según la declaración final de la cumbre, publicada el viernes, "el Consejo pidió rápidamente a la Comisión que diera su opinión sobre su candidatura, de acuerdo con las disposiciones pertinentes en los tratados". Es decir, sin establecer un mecanismo especial. "Deberían actuar más fuerte. No es lo que esperamos", criticó Zelenski este mediodía, sobre las decisiones tomadas por los mandatarios en Versalles.

En el terreno económico, los líderes de la UE redoblaron la presión sobre Moscú al anunciar que se aplicará un cuarto paquete de medidas en coordinación con el G-7 y EEUU para aislar todavía más a Rusia.

"Si la situación continúa en el plan militar y Kiev es asediada, tomaremos nuevas sanciones, incluso sanciones masivas", respondió Macron, al ser preguntado sobre un posible embargo europeo del gas y el petróleo rusos. Estados Unidos anunció el martes este mecanismo de presión, y el Reino Unido seguirá el mismo ejemplo, al menos parcialmente. Aplicarlo, sin embargo, en el Viejo Continente, resultaría mucho más complejo.

Noticias relacionadas

El gas ruso representa el 40% de las importaciones de esta energía en Europa, hasta el 65% en el caso de Alemania. En la comparecencia final, Von der Leyen confirmó la aplicación de un plan europeo para dejar de depender energéticamente de Rusia en 2027. "Hemos tenido poco tiempo para discutir la propuesta de la Comisión", reconoció la dirigente alemana sobre la propuesta de Bruselas de reducir en dos tercios la compra de energía rusa a lo largo de este año.

En materia energética, se prevén medidas más concretas en el Consejo Europeo del 24 y 25 de marzo. "Debemos disponer de nuevos instrumentos para hacer frente al impacto de los precios", dijo Macron. El Gobierno español, que se felicita de un apoyo creciente a sus tesis defendidas desde el otoño, aspira a un mecanismo europeo para desvincular el precio de la luz del gas. Pero deberá esperar dos semanas antes de saber si hay fumata blanca.