Emoción en las redes

La conmovedora interpretación de Amelia, una niña ucraniana que canta 'Let It Go' de 'Frozen' en un búnker de Kiev

La pequeña canta con dulzura en la frialdad y desolación del refugio antiaéreo

La niña ucraniana que canta ’Let it go’ de ’Frozen’ en un búnker de Kiev.

La niña ucraniana que canta ’Let it go’ de ’Frozen’ en un búnker de Kiev.

2
Se lee en minutos
El Periódico

Muchos ucranianos llevan noches durmiendo en búnkers, refugiándose de las sirenas y las bombas e intentando poner algo de luz ante tanta tragedia. A veces los adultos ya no saben cómo hacerlo y son los niños quienes se encargan de ello. Como la pequeña Amelia.

La emotiva interpretación de la pequeña cantando la canción 'Let It Go' de la película de Disney 'Frozen' en un refugio antiaéreo en Kiev se ha convertido en una de las imágenes más compartidas en redes sociales en las últimas horas. La comparación entre la dulzura de la canción infantil y cómo canta la niña, con la frialdad y desolación del lugar dónde lo hace, se ha convertido en un fenómeno en las redes.

Antídoto al dolor

El vídeo fue grabado por Marta Smekhova, que asegura que contaba con el permiso de los padres de la menor. Smekhova lo subió a su cuenta de Facebook y explicaba: "Desde la primera palabra, en el refugio antiaéreo hubo un completo silencio. Todos dejaron de lado lo que estaban haciendo y escucharon la canción de esta chica, que simplemente irradiaba luz... incluso los hombres no pudieron contener las lágrimas", escribía Semkkhova.

Noticias relacionadas

A pesar de que la publicación de Facebook es del 3 de marzo, en estas últimas horas es cuando se ha hecho realmente popular. No está claro cuándo fue grabado ni la localización del refugio donde canta Amelia.

La interpretación ha llegado hasta Kristen Anderson-Lopez, la compositora de las canciones de la película Frozen y por lo tanto de 'Let it go', y ha querido dejar un tuit animando a Amelia a seguir cantando: "Querida niña con hermosa voz, mi esposo y yo escribimos esta canción como parte de una historia sobre la curación de una familia con sufrimiento. La forma en que la cantas es como un truco de magia que esparce la luz en tu corazón y cura a todos los que la escuchan. ¡Sigue cantando! ¡Estamos escuchando!", terminaba la compositora.