Tensión en el este de Europa

Ucrania se prepara para un ataque de Rusia y decreta el estado de excepción

Un policía controla el área de la guardería donde ayer jueves impactó un proyectil en la ciudad de Stanitsa Luganska, Oblast de Lugansk (Ucrania).

Un policía controla el área de la guardería donde ayer jueves impactó un proyectil en la ciudad de Stanitsa Luganska, Oblast de Lugansk (Ucrania). / DIEGO HERRERA / EUROPA PRESS

4
Se lee en minutos
Irene Savio
Irene Savio

Periodista

ver +

Ucrania se prepara ya para los peores escenarios. El parlamento nacional ha aprobado este miércoles el estado de excepción a la espera de un posible ataque del ejército ruso. La medida se aplicará en todo el país a excepción de dos regiones del este donde está vigente desde que se inició la guerra en 2014.

El Consejo de Seguridad Nacional y Defensa (CSND) ha apoyado la instauración del estado de excepción en todo el país, a la vez de que el Ministerio de Asuntos Exteriores ha urgido a todos sus ciudadanos a abandonar Rusia. La toma de posición llega dos días después de que el presidente ruso, Vladímir Putin, anunciara el reconocimiento de la independencia de las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk, lo que supone una prueba de fuego de consecuencias cada día más imprevisibles para Ucrania.

En este clima, la Rada (el Parlamento ucraniano) ha dado luz verde a un documento que, según el borrador que circulaba al cierre de esta edición, entrará en vigor en los próximos días, tendrá una validez de 30 días y prevé un toque de queda, intervenciones a las comunicaciones, limitaciones a la libertad de movimiento y a la libertad de prensa.

Además de ello, la Rada también aprobó un anteproyecto de ley que autoriza a todos los ucranianos, incluidos los civiles, a comprar armas de fuego, balas y "productos similares a armas y municiones", según informó la agencia de noticias del Gobierno ucraniano, Ukrinform. La decisión, que aún tiene que ser ratificada, es un reflejo del nerviosismo que ya impera en Kiev. Tanto que, en los próximos días, tampoco se descarta que el Gobierno imponga la ley marcial, que daría facultades extraordinarias a las fuerzas armadas y suspendería más derechos de la ciudadanía.

Movilización de reservistas

Con ello, el Ejecutivo ucraniano informó de que se espera "acciones concretas" de la ONU para "apagar el incendio que está a punto de declararse en el centro de Europa". Ucrania "no tiene prevista ninguna intervención en el Donbás, sino que sigue trabajando en la diplomacia", pero aún así Rusia "sigue trabajando para crear pretextos para una invasión", consideró el ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba. Asimismo, Kiev también comunicó que ha dado inicio la movilización de reservistas ucranianos entre los 18 y 60 años que tiene previsto alistar, para ocupar tanto los puestos de soldados rasos como sargentos, por un plazo de un año.

La realidad es que, en el frente de guerra en el Donbás, los combates se han vuelto a intensificar en los últimos días. El martes, día del último recuento diario difundido por las autoridades ucranianas, se llevaron a cabo unos 96 bombardeos en la zona afectada por el conflicto, de los cuales 81 involucraron armamento pesado, entre otros, cañones de artillería de 120 y 82 milímetros, BM-21 Grad, y granadas de mortero. Al menos un soldado ucraniano perdió la vida y una decena resultaron heridos, según la información compartida por el Mando Conjunto de Fuerzas de Ucrania. En cambio, el lunes, la misma fuente había comunicado 80 violaciones del alto al fuego en el área interesada, mientras que el anterior jueves se habían contabilizado unos 60 episodios de este tipo.

Mientras, Moscú empezó a evacuar este miércoles a su personal diplomático de Ucrania y retiró la bandera que ondeaba en el tejado de la embajada de Rusia en Ucrania. Un día antes, varios manifestantes protestaron frente al edificio en contra del reconocimiento de la independencia de las provincias secesionistas del Donbás.

Garantías de seguridad

Noticias relacionadas

En este clima, el presidente Zelenski volvió a apelar al derecho internacional en una comparecencia conjunta con los mandatarios de Lituania, Gitanas Nauseda, y Polonia, Andrzej Duda. Las acciones de Moscú son "una grave violación" de "la Carta de la ONU, así como las garantías de seguridad proporcionadas a Ucrania por el Memorando de Budapest de 1994". Acto seguido, señaló que "Ucrania necesita garantías de seguridad claras, concretas, inmediatamente" de parte de Rusia y de los países occidentales, afirmó el presidente ucraniano.

Por su parte, medios de Estados Unidos volvieron a insistir en que el ataque de Rusia contra Ucrania será inminente, como se ha repetido en más de una ocasión en las últimas semanas. En concreto, según publicó el semanario 'Newsweek', citando dos fuentes del Pentágono, la ofensiva de las tropas del Kremlin podría producirse en las próximas horas e incluiría el uso de la aviación y una invasión terrestre. Se ha detectado que "Rusia violó el espacio aéreo de Ucrania" durante el día, "posiblemente para operaciones de vigilancia aérea", escribió el citado medio.