Tambores de guerra

¿Cuáles son las opciones de Rusia para atacar Ucrania?

  • Moscú tiene desplegados casi 300.000 soldados en las fronteras de los países vecinos pero los planes del Kremlin son una incógnita

  • Las opciones incluyen desde una ocupación limitada al Este a una difícil invasión total del país con tropas terrestres

  • Mapa de Rusia y Ucrania, con las zonas en conflicto

Un soldado prorruso, en la región ucraniana de Lugansk.

Un soldado prorruso, en la región ucraniana de Lugansk. / REUTERS / ALEXANDER ERMOCHENKO

3
Se lee en minutos
Marta López
Marta López

Periodista

ver +

Rusia niega los planes de invasión de Ucrania pero los movimientos militares alrededor de ese país se intensifican. Desde noviembre, Moscú ha desplegado más de 100.000 soldados en la zona fronteriza, especialmente frente a Donetsk y Lugansk, los dos enclaves separatistas prorrusos situados en la región ucraniana del Donbass. En la península de Crimea (invadida por Rusia en el 2014), el Kremlin ha anunciado unas nuevas maniobras que implican el despliegue de otros 6.000 militares, incluyendo en ese operativo un centenar de modernos cazas y bombarderos. Paralelamente ha desplegado otros miles de soldados, cuyo número ha concretado, a Bielorrusia para participar en unas maniobras conjuntas entre el 10 y el 20 de febrero. 

Los expertos calculan que el despliegue puede totalizar 300.000 soldados, cifra que supera ya al total de 200.000 militares que componen el Ejército ucraniano. Los tambores de guerra resuenan con fuerza desde hace semanas pero un ataque ruso a Ucrania puede tener diversas formas. Incluso el presidente estadounidense, Joe Biden, en una declaración polémica, estableció la diferencia entre lo que sería una invasión y una “incursión menor”. En su rectificación posterior a esas declaraciones el dirigente fue más allá asegurar que otras acciones como ciberataques o tácticas paramilitares serán considerados también “actos de agresión” que no quedarán sin respuesta.

Tropas del ejército ruso cerca de Ucrania

Invasión al Este

Una posibilidad que barajan los expertos y analistas es que Rusia limite su actuación a la región del Donbass con el envío de tropas regulares a las prorrussas Donetsk y Lugansk –llevan siete años infiltradas, según Kiev—e incluso reconozca la independencia de ese territorio. Este escenario es conocido. En el 2008, el Ejército ruso entró en Georgia, en Osetia del Sur, y tras una guerra de cinco días, reconoció la independencia de esa región y de Abjasia. Mantiene allí casi 15.000 militares en esos territorios que Georgia considera ocupados.

En una acción limitada al este de Ucrania, Moscú también podría tratar de ocupar 300 kilómetros cuadrados de las regiones costeras que bordean el mar de Azov, creando así un cordón terrestre que uniría la ciudad rusa de Rostov con Crimea. Ello incluiría la captura del estratégico puerto ucraniano de Mariúpol.

Campaña aérea

Pero esta acción limitada al este de Ucrania no garantiza a Rusia que el país vecino renuncie a ser miembro de la OTAN. Eso requeriría, según expertos consultados por la revista ‘The Economist’, una acción a mayor escala que inflinja un severo daños al Gobierno de Kiev, incluso con objetivo final de provocar su caída. Se trataría de dañar al país sin ocuparlo. La opción podría ser una campaña de bombardeos aéreos, sin desplegar fuerzas de tierra, que diezme sus fuerzas armadas y destruya sus infraestructuras estratégicas.

Invasión terrestre

El gran despliegue de soldados -300.000 según los cálculos de los expertos- alrededor de las fronteras ucranianas podría hablar sin embargo de la disposición rusa a invadir el país. Los datos filtrados por el Pentágono también así lo apuntan. Desde el Donbás, las tropas rusas podrían optar por extender los enfrentamientos y desatar una guerra convencional. Los militares del Kremlin también podrían avanzar desde Crimea, en un ataque desde múltiples frentes, que podría producirse también desde el norte, desde la frontera bielorrusa. Pero está siendo la opción más costosa en términos económicos, politicos y sociales, y la mayoría de los analistas la descartan. Además, ocupar la totalidad de Ucrania no resultaría fácil para Rusia.  en los últimos años, Estados Unidos y los países europeos y del Este han incrementado su apoyo militar al Ejército ucraniano y según los expertos, Kiev es capaz de hacer frente a una invasión terrestre.

Guerra híbrida o de" zona gris"


Fuera del ámbito militar o acompañando a este, Rusia tiene otras opciones en las que se maneja muy bien: la desinformación y los ciberataques. De hecho, el Gobierno ucraniano denunció ya recientemente un ciberataque masivo contra varias páginas oficiales. Un ataque de esta naturaleza podría dañar infraestructuras críticas y la capacidad ucraniana de coordinar respuestas militares. Es la llamada “guerra híbrida” o de “zona gris” que incluye operaciones de contraterrorismo, espionaje e insurgencia.