Crisis sanitaria global

Protestas en Nueva Zelanda contra las medidas sanitarias por el covid

Los manifestantes se han inspirado en las reclamaciones del movimiento en Canadá

Protestas contra las restricciones sanitarias frente al Parlamento de Nueva Zelanda.

Protestas contra las restricciones sanitarias frente al Parlamento de Nueva Zelanda.

1
Se lee en minutos
EFE

Inspirado en el movimiento contra las medidas sanitarias que tiene paralizada la ciudad canadiense de Ottawa, una caravana de camiones y casas rodantes bloqueó el martes las calles aledañas al Parlamento de Nueva Zelanda. Con pancartas luciendo leyendas como Devuelvan nuestra libertad y Coerción no es consentimiento, cientos de vehículos se estacionaron en las calles alrededor de la sede parlamentaria en Wellington, la capital neozelandesa.

Centenares más recorrieron el centro la ciudad haciendo sonar sus bocinas mientras más de 1.000 manifestantes a pie escuchaban discursos contra las restricciones. Stu Main, un manifestante residente de Wellington, dijo que quienes protestan sienten que sus preocupaciones sobre la erosión de sus derechos civiles no están siendo escuchadas por el Gobierno. "Yo estoy vacunado pero soy contrario a obligar a la gente a vacunarse", declaró a la AFP. La manifestación se realizó pacíficamente y la policía no reportó detenidos o incidentes.

La primera ministra, Jacinda Ardern, indicó que no entrará en discusiones con los participantes de la caravana, y aseguró que la mayoría de los neozelandeses apoyan el programa de vacunación del Gobierno.

Ardern declaró a Radio New Zealand que "96% de los neozelandeses se han vacunado, lo que nos permite vivir con menos restricciones dada la protección adicional que nos da".

Noticias relacionadas

La vacunación anticovid es obligatoria para trabajadores de ciertos sectores en Nueva Zelanda, tales como salud, policía, educación y defensa. El país oceánico también dispone de un sistema de pase que permite a las personas vacunadas acceder a restaurantes, eventos deportivos y servicios religiosos.

Varios de los manifestantes que desfilaron en Wellington portaron banderas de Canadá en apoyo a los manifestantes contra las duras restricciones sanitarias vigentes en ese país.