El 'premier' contra las cuerdas

La policía examina pruebas potencialmente delictivas sobre las fiestas de Boris Johnson

La intervención de Scotland Yard retrasará el informe del equipo de Sue Gray del que depende el futuro del primer ministro

El primer ministro británico, Boris Johnson, sale a correr con su perro Dilyn, este lunes por la mañana en el parque de St James de Londres.

El primer ministro británico, Boris Johnson, sale a correr con su perro Dilyn, este lunes por la mañana en el parque de St James de Londres. / HANNAH MCKAY (REUTERS)

2
Se lee en minutos
Begoña Arce
Begoña Arce

Periodista

ver +

Scotland Yard entra en acción para indagar el escándalo de las fiestas del primer ministro británico, Boris Johnson. La máxima responsable de la Policía Metropolitana (Met), Cressida Dick, ha abierto una investigación sobre una sucesión de eventos en Downing Street para determinar si se han quebrantado las restricciones impuestas durante la pandemia.

En una declaración ante la Asamblea de Londres, el organismo que gobierna la capital, Dick ha explicado que durante las últimas semanas han recibido información de los funcionarios que lidera Sue Gray en la Oficina del Primer Ministro (Cabinet Office), un equipo que también está elaborando el informe sobre el llamado ‘Partygate’.

Los resultados no se publicarán ahora en su totalidad hasta que los detectives concluyan el trabajo. La policía había sostenido durante meses que no investigaría las fiestas en la residencia oficial y las sedes ministeriales a no ser que las indagaciones de Gray hallarán indicios de actos delictivos. Ahora parecen tener pruebas de que esas ilegalidades existieron.

Johnson satisfecho

 “Como resultado de la información aportada por el equipo de investigación del Cabinet Office y, en segundo lugar, con las declaraciones de mis propios oficiales, puedo confirmar que la Met está ahora investigando un numero de eventos que tuvieron lugar en Downing Street y en Whitehall (las dependencias gubernamentales), en los últimos dos años, ante la posibilidad de que potencialmente se quebrantaran las regulaciones del covid”, anunció Dick.  La responsable policial no aclaró qué eventos están bajo la lupa de Scotland Yard. “El hecho de que estemos investigando no significa, por supuesto, que vayan a ser necesarias multas en cada ocasión y a cada persona involucrada”, añadió.

Johnson dijo sentirse satisfecho con la investigación policial, “porque creo que eso ayudará a dar claridad al público y ayudará a zanjar el asunto”.

Retraso del informe

La incursión de la policía retrasará las conclusiones de la investigación que muchos de los miembros del grupo parlamentario del Partido Conservador esperan para decidir la suerte del primer ministro y una posible moción de censura, con el peligro de que la crisis se eternice. La decisión de no publicar el informe hasta que concluya la labor policial la ha tomado el equipo gubernamental. Ahora esos resultados podrían dividirse en dos entregas, sacando a la luz  primero los eventos que no vulneraron la legalidad y dejando para más tarde el resto.

Noticias relacionadas

La Policía Metropolitana ha sido muy criticada desde que comenzaron las revelaciones. En torno a medio centenar de agentes custodian día y noche la residencia oficial de Downing Street, pero durante el confinamiento y posteriores restricciones ninguno de ellos se percató aparentemente de fiesta alguna, o de la entrada y salida de personal e invitados.

El anuncio de la jefa de Sotland Yard  se produce horas después de conocerse la celebración en Downing Street de una  fiesta de cumpleaños de Johnson el 19 de junio del 2020, con más de 30 personas, cuando estaban prohibidas las reuniones sociales en interiores.