Tensión en Asia

Corea del Norte prueba dos proyectiles que parecen ser de crucero

  • Pyongyang ha hecho ya cinco test de misiles en 2022

Lanzamiento de un misil.

Lanzamiento de un misil. / GETTY IMAGES

1
Se lee en minutos
EFE

Corea del Norte disparó este martes dos misiles aparentemente de crucero, según informó el Ejército surcoreano, en el que supone el quinto test de proyectiles de Pionyang en lo que va de año. Fuentes del Estado Mayor Conjunto (JCS) de Corea del Sur informaron a la agencia local Yonhap de los dos nuevos lanzamientos, que tuvieron lugar en la mañana de este martes desde un punto del interior de Corea del Norte hacia el mar de Japón (llamado mar del Este en las dos Coreas). Aunque las fuerzas surcoreanas continúan analizando los detalles del lanzamiento, los datos preliminares apuntan a que habrían sido misiles de crucero, que no se consideran una amenaza para el territorio del Sur al poderse detectar e interceptar sin problemas, señaló la misma fuente.

Noticias relacionadas

Las autoridades surcoreanas no ofrecieron más detalles del nuevo test del Norte, mientras que Japón no ha informado por el momento del lanzamiento, que sucede a los disparos de misiles balísticos los pasados días 15 y 17 y a las dos pruebas con misiles hipersónicos de unos días antes. Los pruebas con misiles de crucero no vulneran resoluciones de la ONU, las cuales prohíben a Corea del Norte testar misiles balísticos y armas nucleares (ensayos que lleva sin realizar desde noviembre de 2017).

La quinta ronda de lanzamientos de misiles en lo que va de año tiene lugar en medio del estancamiento del diálogo sobre desnuclearización entre el hermético régimen y Estados Unidos. En este contexto, Pionyang amenazó el pasado día 20 con una posible reanudación de sus test nucleares y de misiles balísticos intercontinentales, al señalar que estudia reanudar todas sus acciones suspendidas temporalmente" en materia de Defensa. El régimen contempla este tipo de medidas que decidió suspender de forma unilateral en el marco del proceso de deshielo intercoreano, y como respuesta a las "cada vez más agravantes acciones hostiles" de Estados Unidos, según se decidió en una reunión del máximo órgano de Gobierno del país liderado por Kim Jong-un y recogida por los medios estatales.