Política energética

Expertos de Bruselas rechazan que la energía nuclear y el gas sean considerados 'verdes'

La plataforma sale al paso del borrador elaborado por la Comisión Europea

Central nuclear de Vandellós.

Central nuclear de Vandellós. / EFE/JAUME SELLANT

3
Se lee en minutos
EFE

La plataforma de expertos que asesora a la Comisión Europea en el diseño de una clasificación de inversiones sostenibles rechaza que la energía nuclear y el gas natural sean concebidas como verdes en los términos planteados por Bruselas.

La Plataforma de Finanzas Sostenibles cuestiona así, en un informe entregado al Ejecutivo comunitario el pasado viernes, el tratamiento que la institución ha planteado para estas dos fuentes en el camino hacia la descarbonización como energías de transición.

"El análisis general de la plataforma es que el borrador del acto delegado no está en línea con el reglamento sobre taxonomía y la mayoría de los miembros ven un riesgo grave de perjudicar" dicha clasificación, advierte el documento, publicado hoy por varias organizaciones miembro de la Plataforma de Finanzas Sostenibles.

Los expertos, además, tienen dudas de que los criterios del borrador circulado por las autoridades comunitarias el pasado 31 de diciembre "funcionen en práctica" y están "profundamente preocupados" por el impacto que puede tener sobre el medioambiente.

Energía nuclear

En cuanto a la energía nuclear, reconocen que "ya es parte de la transición energética y tiene cerca de cero emisiones de gases de efecto invernadero", pero subrayan que "esto no la convierte en una actividad verde y sostenible a efectos de la taxonomía", cuyo propósito es identificar actividades que contribuyan a las metas climáticas de la UE para 2030 y 2050.

Por ello, critican que se consideren sostenibles las inversiones en plantas de nueva construcción autorizadas hasta 2045 a pesar de que estas "estarían operativas demasiado tarde para contribuir a la mitigación del cambio climático".

Consideran, además, que la propuesta no garantiza que las actividades nucleares no generarán un perjuicio significativo medioambiental -uno de los principios clave de la taxonomía-, en particular, en lo relativo a la gestión de residuos radiactivos o la posibilidad de fugas.

Asimismo critican que no se exija a las centrales nucleares ya operativas tener un depósito para desechos radiactivos y subrayan que, si bien esto será obligatorio para las nuevas plantas construidas hasta 2050, "no hay requisitos específicos" para levantar estos almacenes.

Gas

Con respecto al gas natural, reconocen que la electricidad generada a partir de combustibles fósiles "puede jugar un papel" en la transición "bajo ciertas circunstancias", pero añaden que el borrador "no asegura un rendimiento sostenible" en línea con el reglamento sobre taxonomía.

La plataforma cuestiona en particular que el borrador avale inversiones en plantas de gas natural con permisos hasta 2030 si emiten menos de 270 gramos de CO2/kWh y abogan por reducir este umbral hasta los 100 gramos de CO2/kWh.

La Comisión Europea estaba esperando este informe, así como los comentarios de los Estados miembros y del Parlamento, antes de adoptar la normativa que recogerá el papel de la energía nuclear y el gas natural en la senda hacia una economía libre de emisiones de gases de efecto invernadero.

Legalmente tomará la forma de "acto delegado" al que podrán oponerse tanto el Parlamento Europeo por mayoría (353 eurodiputados) como los países si es rechazada por al menos veinte de ellos y representan como mínimo al 65 % de la población del bloque.

Noticias relacionadas

El papel de la nuclear y el gas natural es una cuestión que genera gran división entre los Veintisiete, con Francia liderando el grupo de socios a favor de la nuclear y Alemania entre los mayores partidarios de avalar el gas natural.

La semana pasada, España, Dinamarca, Luxemburgo y Austria sellaron su alianza en una carta en la que rechazaron que estas dos fuentes energéticas estén al mismo nivel que las energías renovables en la clasificación de Bruselas.