Tensión con Rusia

Ucrania denuncia un ciberataque masivo contra webs gubernamentales

  • Un comunicado amenazador se publica en las páginas de varios ministerios, poco antes de que éstas dejen de funcionar

  • Kiev y Washington denuncian que Moscú prepara un atentado de falsa bandera para tener una justificación de invasión a Ucrania

Ucrania denuncia un ciberataque masivo contra webs gubernamentales
4
Se lee en minutos
Marc Marginedas
Marc Marginedas

Corresponsal para la exURSS

Escribe desde Moscú

ver +

Un día después del fracaso de las conversaciones entre Occidente y Rusia acerca de la seguridad en el este de Europa, el Gobierno de Ucrania ha sufrido este viernes un ciberataque masivo de origen aún por determinar. Durante la mañana, las páginas web de numerosos ministerios en Kiev han publicado un comunicado amenazador en ucraniano, ruso y polaco dirigido a la ciudadanía, instantes antes de bloquearse y dejar de funcionar. En los últimos años, esta exrepública soviética ha sido objeto de diversas agresiones informáticas perpetradas por los servicios secretos del país vecino, según determinaron las investigaciones posteriores.

"¡Ucranianos! Todo vuestros datos personas fueron colgados en la red. Todos los datos que hay en el ordenador se destruyen y es imposible recuperarlos. Toda la información sobre vosotros se ha hecho pública (...)", afirma un texto difundido en la página web del Ministerio de Exteriores. "Esto es por vuestro pasado, presente y futuro", continúa, antes de mencionar a dos organizaciones ultranacionalistas ucranianas. Además de Exteriores, la agresión ha afectado al menos al Ministerio de Educación y al de Situaciones de Emergencia. "Nuestros especialistas están trabajando para restaurar los sistemas de IT y la policía cibernética ha iniciado una investigación", ha informado Exteriores.

Ataque masivo

Las autoridades ucranianas y los expertos en seguridad locales creen que antes de una eventual invasión rusa, podría producirse precisamente un ataque masivo informático contra los órganos del Ejecutivo y las fuerzas de seguridad destinado a impedir la comunicación entre las instituciones y a sembrar la inquietud entre la población civil. Aunque el incidente no ha interrumpido la coordinación institucional ni ha colapsado al Estado, sí es cierto que el contenido del mensaje es claramente intimidatorio. Una suerte de guerra psicológica que ha tenido su continuidad también durante esta jornada, cuando el Ministerio de Defensa ruso difundió imágenes de maniobras militares realizadas por uno de sus contingentes a apenas 50 kilómetros de la frontera con Ucrania.

Entre la población ucraniana empieza a cundir una cierta inquietud sobre lo que deparará el futuro. De hecho, un conocido periodista ha reconocido por teléfono recientemente a EL PERIÓDICO que los ucranianos están empezando a darse cuenta de que esta crisis prebélica en la frontera con Rusia va para largo, a diferencia de lo sucedido en la primavera pasada, cuando el Kremlin anunció que retiraba las tropas a las pocas semanas de desplegarlas. Aunque eso sí, insiste en que "no hay miedo". "Será lo que será", ha concluido, desafiante.

En 2015, Ucrania sufrió un ataque informático contra su red eléctrica; dos años más tarde, fueron varias infraestructuras críticas del país las atacadas por piratas informáticos. La justicia estadounidense ha inculpado a seis agentes del servicio de inteligencia militar ruso, más conocido como GRU, por estos incidentes, además de otros sucedidos en Francia antes de las elecciones presidenciales de 2017 o en Corea del Sur con ocasión de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018.

Más allá del ámbito del ciberespacio, existe la preocupación de que se produzca, ya sea en Ucrania o en el extranjero, una agresión contra intereses rusos de la que Moscú responsabilice a Kiev y pueda utilizar como pretexto para iniciar las hostilidades. El servicio de inteligencia militar de Ucrania ha advertido este viernes de que los servicios especiales rusos estarían preparando "provocaciones" contra los soldados rusos desplegados en Transdnistria, una región separatista en la vecina Moldova. En concreto, el comunicado del organismo habla de actos "contra los almacenes de municiones". Dicha acusación fue repetida, horas después en Washington, por una fuente estadounidense, quien denunció la presencia de "un grupo de operativos en Ucrania oriental entrenados en la guerrilla urbana y el empleo de explosivos".

La UE ofrece ayuda

Noticias relacionadas

En este ambiente de crisis permanente, la UE ya ha ofrecido su ayuda al Ejecutivo ucraniano. El Alto Representante de los Veintisiete para Exteriores, Josep Borrell, ha anunciado que el organismo supranacional "va a movilizar todos sus recursos" para contrarrestar la agresión. Sin mencionar aún a Rusia por su nombre, Borrell ha dado a entender que no tenía dudas respecto al origen del incidente. "Nos lo podemos imaginar", ha enfatizado.

Con el objetivo de desincentivar en las cabezas pensantes del Kremlin cualquier veleidad agresiva contra territorio ucraniano, la Unión parece decidida a actuar con mayor celeridad y rotundidad que en anteriores crisis. En 2014, tras la anexión de Crimea, se necesitaron semanas de debates antes de pactar el paquete de sanciones contra Rusia. En la reunión de Exteriores celebrada en Brest (Francia), los ministros de Exteriores han anunciado que comenzaban a preparar ya el paquete de sanciones que se impondría si la invasión finalmente se materializa.