Crisis sanitaria global

Dinamarca se suma a los países que apuestan por la cuarta dosis

El país nórdico sigue la estrategia de aplicar un pinchazo extra a las personas más vulnerables que ya han puesto en marcha Israel, Chile y Grecia

Una enfermera prepara una jeringa con una dosis de la vacuna contra el covid-19.

Una enfermera prepara una jeringa con una dosis de la vacuna contra el covid-19. / ALBERTO VALDES / EFE

1
Se lee en minutos

El Gobierno de Dinamarca ha propuesto hoy empezar a inyectar la cuarta dosis de la vacuna contra el covid-19 a las personas más vulnerables. El país se suma así a Israel, que ha sido el primero en hacerlo, a Chile y a Grecia. El ministro de Sanidad, Magnus Heunicke, ha afirmado que los primeros en recibir la dosis extra de refuerzo serán los "ciudadanos más vulnerables" que recibieron el tercer pinchazo en la campaña de vacunación en otoño. Un estudio reciente efectuado en Israel por el Centro Médico Sheba ha demostrado que este refuerzo multiplica por cinco la cantidad de anticuerpos.

El país nórdico está sumido en plena ola de la variante ómicron. Las autoridades han notificado 24.343 casos en las últimas 24 horas, por lo que el país ha alcanzado la cifra de un millón de contagiados desde que comenzó la pandemia. El Instituto Statens Serum, el ente gubernamental encargado del control de enfermedades infecciosas, ha señalado a través de su página web que, con este último balance, el 17,1% de la población se ha infectado al menos una vez a lo largo de la pandemia. Dinamarca tiene una población de 5,8 millones de habitantes. Si se incluyen las reinfecciones, Dinamarca ha registrado un total de 1.030.638 de casos, según ha informado el periódico danés 'Politiken'.

Presión en los hospitales

Noticias relacionadas

Este miércoles, 751 personas permanecen ingresadas en los hospitales del país, tres menos que ayer. La presión en los centros hospitalarios "puede haber alcanzado su punto máximo", según ha explicado Henrik Nielsen en unas declaraciones al diario danés.

El pasado 7 de enero el Instituto Statens Serum anunció que el 90% por ciento de los nuevos casos del covid-19 eran de la variante ómicron. En Dinamarca se están aplicando varias medidas para contener el virus. Los cines, teatros y otras lugares culturales están cerrados por el momento, aunque el Gobierno ha anunciado que partir del domingo reabrirá la vida cultural.