Frontera con Austria

La policía húngara dispara contra un camión con 30 migrantes a bordo

  • El vehículo se saltó un control, según las fuerzas de seguridad de Hungría

Migrantes irregulares detenidos en la frontera de Polonia con Bielorrusia a bordo de un camión.

Migrantes irregulares detenidos en la frontera de Polonia con Bielorrusia a bordo de un camión. / REUTERS

1
Se lee en minutos
Reuters

Agentes de la policía húngara abrieron fuego este jueves contra un camión que transportaba 30 presuntos migrantes irregulares después de que el vehículo se saltase un control a pocos metros de la frontera con Austria, ha informado este viernes la agencia húngara de noticias MTI. Las fuerzas de seguridad húngaras confirmaron lo sucedido en un comunicado.

El incidente tuvo lugar en la localidad de Harka, cuando los oficiales húngaros intentaron detener una camioneta que se disponía a cruzar la frontera hacia Austria al sospechar que en el vehículo viajaban migrantes simpapeles.

Según el relato de la policía, el camión se acercó al cruce "a gran velocidad". Un oficial intentó detenerla haciendo señales. Sin embargo, en lugar de frenar, el conductor aceleró y condujo el vehículo hacia el agente, que pudo evitar ser atropellado.

Viendo la escena, otro policía disparó "varias veces" contra la camioneta con el objetivo de forzarle a variar su trayectoria, pero el conductor logró pasar a territorio austriaco, donde poco después tuvo que parar por una avería en el motor.

La policía austríaca ha confirmado este viernes que retuvo a los 30 migrantes, de nacionalidad desconocida, que pidieron asilo en Austria. El chófer se dio a la fuga.

Ruta de los Balcanes

Noticias relacionadas

Budapest levantó en 2015 una valla a lo largo de la frontera con Serbia para evitar la entrada de migrantes que, a través de la llamada ruta de los Balcanes, tratan de llegar hasta la zona Schengen (de libre circulación europea). A pesar de ello, muchos traficantes de personas logran entrar en territorio húngaro, desde donde intentan cruzar hasta Austria.

Según las autoridades de Hungría, cada semana detectan entre 2.000 y 5.000 intentos de cruce ilegal de sus fronteras.