Drama humanitario en Calais

Decenas de heridos en la evacuación de un campamento de migrantes en Francia

  • Organizaciones humanitarias señalan que la incautación policial de objetos ha llevado a un centenar de personas a oponerse al desalojo

Campamento de migrantes en Calais.

Campamento de migrantes en Calais. / Mohammed Badra / Efe

1
Se lee en minutos
El Periódico

El penúltimo día de 2021 ha sido tenso y duro en Calais, donde cientos de personas migrantes malviven desde hace meses esperando una oportunidad para poder cruzar la fría frontera de Francia y llegar a su destino soñado, el Reino Unido. Este jueves, la operación policial de desmantelamiento de un campamento ha terminado con enfrentamientos en un "escenario de guerra", como lo han descrito testigos, con decenas de heridos.

Un centenar de migrantes se han opuesto al desalojo de su campamento en la zona de Turquerie de Calais por parte de los gendarmes franceses. Según ha informado la prefectura de Pas-de-Calais, esas personas han respondido con una "gran agresividad" a la operativa y han arrojado "numerosos proyectiles" contra los policías. Una quincena de ellos, siempre bajo la versión policial de los hechos, han resultado heridos y han tenido que ser atendidos por los servicios de emergencia.

Los miembros de las Compañías Republicanas de Seguridad (CRS, por sus siglas en francés), por su parte, han disparado balas de goma y gases lacrimógenos contra el centenar de migrantes que protestaba por su desalojo. Emma, activista de la red de Observadores de Derechos Humanos (HRO), ha explicado a AFP que tres personas han tenido que ser trasladadas al hospital por la represión policial.

Noticias relacionadas

La versión de esta oenegé da una visión más amplia sobre lo sucedido. Mientras que en los desalojos que se producen de forma recurrente en Calais "normalmente se permite a la gente salir con sus pertenencias", esta mañana "la policía ordenó a los limpiadores que se lo incautaran todo y se creó un cordón a las 9:30 horas". Esa versión señala que la reyerta empezó después que la policía ordenase al personal de limpieza "requisarlo todo". "La fuerza policial era mucho mayor de lo habitual", ha explicado Pierre Roques, del Albergue de Migrantes, a AFP. Habría al menos 10 furgones policiales.

Hasta 200 inmigrantes vivían en el campamento evacuado este jueves en Calais, la mayoría de ellos hombres de origen africano que buscan una oportunidad al otro lado del canal de la mancha. La policía defiende que estas operaciones sirven para "acabar con las ocupaciones ilegales en Calais, evitar la reconstitución de un gran campamento insalubre y sacar a los migrantes de las redes mafiosas de contrabandistas".