Violación de los DDHH

La UE sanciona al grupo paramilitar ruso Wagner

  • Los Veintisiete imponen medidas restrictivas contra la organización de mercenarios, ocho individuos y tres entidades conectadas al grupo

  • El objetivo es limitar sus actividades subversivas en Ucrania, Siria o Libia y frenar su influencia, particularmente en la región del Sahel

Un momento del vídeo en el que mercenarios de Wagner torturan a un ciudadano sirio.

Un momento del vídeo en el que mercenarios de Wagner torturan a un ciudadano sirio. / EL PERIODICO

3
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

Los ministros de exteriores de la Unión Europea han adoptado medidas restrictivas contra la organización paramilitar rusa Grupo Wagner, ocho individuos y tres entidades vinculadas al grupo. El objetivo de los Veintisiete con esta decisión es limitar las actividades subversivas de un grupo muy cercano al Kremlin y Vladimir Putin, que recluta militares privados, que opera en zonas de conflicto como Libia y Ucrania y que supone una “amenaza” no solo para las zonas donde se despliegan sino para el conjunto de la UE.

Acusados de saquear recursos naturales e intimidar a civiles, en violación del derecho internacional, las ocho personas incluidas en la lista negra de la UE están implicadas, según los Veintisiete, en abusos graves contra los derechos humanos, incluidas torturas y ejecuciones y asesinatos extrajudiciales, sumarios o arbitrarios, o en actividades desestabilizadoras en algunos de los países en los que operan, incluida Libia, Siria, Ucrania (la región del Donbas) o la República Centroafricana. Su influencia, no obstante, va todavía más lejos y alcanza otro lugares, especialmente la región del Sahel, por lo que constituyen una “amenaza” para las personas de los países donde están presentes, la región en general y para la UE.

"El grupo Wagner ha reclutado, formado y enviado operativos militares privados a zonas de conflicto en todo el mundo para alimentar la violencia, saquear recursos naturales e intimidar a civiles en violación del derecho internacional y de los derechos humanos", señala la declaración. A juicio del alto representante para la política exterior, Josep Borrell, las actividades de la organización paramilitar reflejan la manera de conducir una guerra híbrida por parte de Rusia lo cual constituye una amenaza y crea inestabilidad en toda una serie de países. En este sentido, el jefe de la diplomacia europea ha recordado que la UE seguirá unida defendiendo la integridad territorial de Ucrania y que "cualquier agresión contra Ucrania tendrá consecuencias políticas y un elevado coste económico para Rusia", ha dicho sobre un asunto prioritario para la UE y que estará en la mesa del Consejo Europeo del jueves.

"Hay que seguir apostando por gestiones diplomáticas y velando porque haya una cooperación estrecha con los países afines, pero la mayoría estamos de acuerdo en preparar el marco económico y político necesario para que en el caso de que haya acción hostil contraria al derecho internacional poder actuar en consecuencia y que la disuasión sea lo más efectiva posible", ha advertido el ministro de exteriores español, José Manuel Albares.

Restricciones por derechos humanos

Las personas y entidades incluidas en la lista europea verán sus activos congelados y tendrán prohibido viajar a la UE. Además, ni ciudadanos europeos ni entidades de la UE podrán poner fondos a su disposición, ni directa ni indirectamente. Ente las personas sancionadas destaca, por ejemplo, el fundador y coordinador del grupo, Dimitri Utkin, ex agente del servicio de información militar de Rusia (GRU) y a quien la UE considera “responsable” de implementar "activamente acciones que han socavado y amenazado la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania”, según la decisión publicada en el Diario Oficial de la UE.

Noticias relacionadas

La UE también ha decidido castigar a Denis Yurievich, mercenario del grupo Wagner que recibió la orden al mérito de la patria de la federación de Rusia y a quien la UE considera también responsable de socavar y amenazar la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania. Así como a Andrey Troshev, director ejecutivo del grupo en Siria, donde dan apoyo al régimen de Bashar al Assad y luchan junto a las milicias y al ejército sirio, y directamente implicado en las operaciones del grupo. "Está particularmente implicado" y "presta una contribución crucial al esfuerzo bélico de Bashar al Assad", sostiene la UE.

Las medidas restrictivas se enmarcan bajo los cuatro regímenes sancionadores de los que dispone la UE: el Régimen de Sanciones Globales de Derechos Humanos de la UE y los regímenes de sanciones relacionados con la situación en Libia y Siria así como por acciones que socaven la integridad territorial de Ucrania. El objetivo de la decisión es reducir las actividades subversivas del Grupo Wagner, defender los intereses y valores en la vecindad europea, y emprender acciones tangibles contra quienes amenazan la paz y la seguridad internacionales y violan el derecho internacional.