Catástrofe natural

Los tornados: el fenómeno que ha arrasado el este de EEUU, en cuatro claves

Residentes de Bowling Green, en Kentucky, observan los daños causados por el tornado en su ciudad.

Residentes de Bowling Green, en Kentucky, observan los daños causados por el tornado en su ciudad. / GUNNAR WORD (AFP)

4
Se lee en minutos
France Presse

Los tornados son un fenómeno meteorológico común en Estados Unidos, a veces devastador, pero cuyo origen aún no se puede explicar completamente. Este viernes por la noche, Kentucky y otros estados del este del país han sufrido una ola de unos 30 tornados calificada como el suceso de su tipo "más severo en la historia". "En Estados Unidos suele haber más tornados que en cualquier otro lugar del mundo, aunque pueden ocurrir en casi cualquier lugar", dice el Servicio Nacional de Meteorología de EEUU (NWS). Los estados de las grandes llanuras americanas como Kansas, Oklahoma e incluso Tejas se ven particularmente afectados.

Estas son algunas de las claves de este tipo de fenómenos meteorológicos:

Un origen incierto

Los científicos aún no conocen completamente el mecanismo detrás de la formación de un tornado. "El misterio sigue siendo grande en torno a los tornados. Son raros, fatales y difíciles de predecir", explica el Laboratorio Nacional de Tormentas Severas de la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA).

Lo que sí se sabe, sin embargo, es que generalmente son el resultado de las llamadas tormentas supercelulares, que se caracterizan en particular por fuertes corrientes de aire ascendentes, dice la NOAA.

Dentro de la tormenta, una fuerte corriente vertical del viento provoca la aparición de un cilindro que gira horizontalmente sobre sí mismo. Las corrientes de aire ascendentes elevan el cilindro giratorio dentro de la supercélula. La columna de aire giratoria se vuelve más delgada, a menudo se extiende en forma de embudo, y gira cada vez más rápido para formar un tornado, también detalla NOAA.

"Los tornados crecen extremadamente rápido y pueden disiparse con la misma rapidez", según el NWS. "La mayoría de los tornados tocan tierra durante menos de 15 minutos", continúa.

Un fenómeno muy violento

"Los tornados son las tormentas más violentas de la naturaleza", señala el NWS. Los vientos pueden alcanzar casi los 500 km/h, con daños que alcanzan casi dos kilómetros de ancho y alrededor de 80 km de largo por cada tornado.

Según la NOAA, más de 50 personas mueren cada año en Estados Unidos a consecuencia de los tornados.

La primavera de 2011 fue la temporada de tornados más mortífera en Estados Unidos, ya que entre abril y junio murieron más de 580 personas. La factura por daños se elevó a 21.000 millones de dólares.

Una vez que ha pasado un tornado, los científicos evalúan su fuerza observando el daño causado y asociándolo con las ráfagas observadas. Luego lo clasifican usando la escala mejorada de Fujita, que incluye seis grados -de 0 a 5-. El nivel inferior (0) constituye un daño leve con ráfagas entre 100 y 135 km/h, y el superior (5) representa un daño "increíble" con ráfagas superiores a 320 km/h.

Cómo actuar en caso de tornado

A pesar de los avances en las predicciones meteorológicas, los tiempos de aviso de la llegada de un tornado suelen ser cortos. Lo más importante es planificar por adelantado cómo reaccionar. En las regiones donde normalmente se producen los tornados, se realizan simulacros y las viviendas cuentan con refugios bajo tierra donde esconderse mientras pasa la tormenta.

Según explica la Agencia Federal de Emergencias de EEUU (FEMA en sus siglas en inglés), es fundamental tener equipado el refugio con linternas y pilas de recambio, una radio portátil a pilas, botiquín de primeros auxilios, alimentos y agua.

Si se carece de refugio, es aconsejable estar en una zona de la vivienda sin ventanas o meterse debajo de un mueble resistente, como un escritorio. En caso de encontrarse en la calle, se recomienda entrar en un edificio resistente. Si no fuera posible, se debe buscar una zanja o área situada en un nivel bajo y protegerse la cabeza y el cuello con los brazos. Si se fuera circulando en coche, hay que bajarse del vehículo inmediatamente y buscar refugio.

Cambio climático

Las cifras de tornados son bajas en los meses de invierno y los que hay suelen concentrarse en los estados más cercanos al Golfo de México, con un clima más benigno en diciembre, pero no en el interior del país y tan al norte. Pero que haya aire cálido y húmedo a estas alturas del año en estados donde normalmente se registran temperaturas cercanas a los cero grados centígrados tiene que ver con el cambio climático.

"Fue uno de los eventos climáticos más impactantes en mis 40 años como meteorólogo: un tornado violento (¡en diciembre!)", tuiteó el meteorólogo Jeff Masters.

John Gordon, meteorólogo de la Oficina de Previsión del Servicio Meteorológico Nacional en Louisville (Kentucky), describió lo ocurrido en el estado como una "tormenta perfecta" que combinaba la estación fría con el aire cálido.

“Sucedió el peor de los casos. Aire cálido en la estación fría, en medio de la noche”, escribió Gordon sobre el choque entre la masa de aire frío de un anticiclón que se movía hacia el este con una masa de aire caliente que había elevado las temperaturas el viernes a los 26 grados en la vecina Memphis (Tennessee), para horas después estar en solo 1 grado sobre cero.

En este sentido, el meteorólogo Craig Ceecee fue muy claro en un tuit en el que comentó que el motivo para un tornado "tan masivo" en diciembre se debe a que la "atmósfera no sabía que era diciembre".