Nuevo informe

China es "la mayor cárcel para los periodistas", según RSF

  • Su secretario general, Christophe Deloire, advierte de que si las autoridades de Pekín continúan en esa dirección, "los ciudadanos chinos corren el riesgo de perder la esperanza en ver un día la libertad de prensa instaurada en su país"

Una imagen de Xi Jinping en el museo del Partido Comunista en China.

Una imagen de Xi Jinping en el museo del Partido Comunista en China. / Efe

1
Se lee en minutos
El Periódico

Reporteros sin Fronteras (RSF) pide a las democracias que tomen medidas para obligar a China a cambiar su política de represión creciente contra la prensa, y que se traduce por ejemplo en que el régimen de Pekín es "la mayor cárcel para los periodistas" en el mundo, con al menos 127 de ellos entre rejas. En un informe titulado "El gran paso atrás del periodismo en China", RSF denuncia "la campaña sin precedentes llevada a cabo estos últimos años por el régimen chino contra el periodismo y el derecho a la información en el mundo entero".

Su secretario general, Christophe Deloire, advierte de que si las autoridades de Pekín continúan en esa dirección, "los ciudadanos chinos corren el riesgo de perder la esperanza en ver un día la libertad de prensa instaurada en su país". Para evitarlo, Deloire hace un llamamiento a las democracias para que identifiquen "todas las estrategias adecuadas para disuadir al régimen de Pekín de continuar sus políticas represivas" y que al mismo tiempo apoyen a los chinos que "aman a su país y a la vez quieren defender el derecho a la información".

Boicot estadounidense

Este llamamiento se produce después de que Estados Unidos indicara el lunes pasado que no enviará a ningún representante diplomático a los Juegos Olímpicos de invierno de Pekín 2022 en protesta por las violaciones de los derechos humanos en el gigante asiático.

RSF detalla en su informe "la estrategia de Pekín para controlar el acceso a la información en el interior y en el exterior de sus fronteras", analiza "las herramientas de la represión de los periodistas utilizadas por el régimen" y el empeoramiento de la libertad de prensa en Hong Kong.

Noticias relacionadas

Explica que para los periodistas chinos, el simple hecho de investigar es un tabú y publicar informaciones censuradas les puede costar años de cárcel en "prisiones insalubres donde los malos tratos pueden suponer la muerte".

También cuenta el "sistema de intimidación de los corresponsales" basado en "la vigilancia y el chantaje con el visado", que ha forzado a 18 de ellos a salir del país en 2020. Además, hay tres corresponsales de medios extranjeros de origen chino (Gui Minhai, Yang Hengjun y Cheng Lei) que están detenidos por espionaje.

Temas

China