Seis meses de cárcel

Dimite un ministro de Macron, condenado por mentir sobre su patrimonio

  • Los jueces consideraron demostrado que, de forma voluntaria, no comunicó una parte de sus bienes, como es la obligación de todos los miembros del Gobierno cuando llegan al cargo

Alain Griset.

Alain Griset. / Afp

1
Se lee en minutos
El Periódico

El ministro francés para las Pequeñas y Medianas Empresas, Alain Griset, ha dimitido este miércoles tras ser condenado por haber ocultado varios datos en la declaración de patrimonio que tuvo que hacer como miembro del Gobierno. Su departamento explicó en un comunicado que, al presentar la dimisión, agradeció al presidente francés, Emmanuel Macron, la responsabilidad que le había encargado al nombrarlo en julio de 2020.

Griset ha sido reemplazado por el secretario de Estado de Turismo, Jean-Baptiste Lemoyne, que mantendrá su cargo actual, según apuntó el Elíseo en un comunicado. "Me entristece mucho que deje el Gobierno. Ha hecho un trabajo muy importante", dijo Macron durante un desplazamiento oficial a Vichy, en el sureste del país.

Apenas dos horas antes de que se hiciera pública la dimisión, el Tribunal Correccional de París había condenado a Griset a seis meses de cárcel exentos de cumplimiento (solo irá a prisión en caso de reincidencia) y a tres años de inhabilitación para ejercer cargos públicos por haber ocultado datos en su declaración de patrimonio.

Ocultó acciones y un plan de pensiones

Los jueces consideraron demostrado que, de forma voluntaria, no comunicó una parte de sus bienes, como es la obligación de todos los miembros del Gobierno cuando llegan al cargo.

En su caso, se le reprocha haber ocultado un plan de ahorro en acciones por valor de 171.000 euros, así como otras participaciones en varias empresas, como la sociedad de loterías Française des Jeux y el banco Natixis. El tribunal hizo hincapié en que el ya exministro, que ha anunciado que recurrirá la sentencia, había decidido "disimular una parte sustancial de su patrimonio" y lo había hecho con "una voluntad real de ocultación".

Griset no es el primer miembro de los Gobiernos de Macron que ha dejado su cargo por procedimientos judiciales. Pocas semanas después de llegar al Elíseo en mayo de 2017, dimitieron los titulares de Justicia, François Bayrou, Defensa, Sylvie Goulard, y Asuntos Europeos, Marielle de Sarnez.

Noticias relacionadas

Los tres fueron inculpados por la sospecha de haber estado implicados, cuando eran diputados europeos, en empleos ficticios de asistentes parlamentarios.

También está imputado el actual ministro de Justicia, Éric Dupond-Moretti, por haber aprovechado ese puesto para saldar cuentas con magistrados con los que había estado en conflicto cuando era abogado.

Temas

Francia