Un 5% más

El gasto militar en la UE alcanza un máximo histórico en 2020 con 198.000 millones

  • La EDA destaca el aumento en el gasto en investigación y tecnología, que se situó el pasado año en 2.500 millones gracias al impulso de Francia y Alemania, que representan el 90% del gasto en esta materia

Dos soldados portugueses en una misión en Kosovo.

Dos soldados portugueses en una misión en Kosovo. / HAZIR REKA (REUTERS)

1
Se lee en minutos
EP

El gasto militar en el seno de la Unión Europea alcanzó en 2020 su máximo histórico con 198.000 millones euros, es decir, un 5% más de lo que gastó el periodo anterior, que ya supuso una cifra récord. Así lo recoge el informe anual de la Agencia Europea de la Defensa (EDA, por sus siglas en inglés) que sitúa la inversión militar en el 1,5% del PIB del bloque europeo y marca el sexto año consecutivo de crecimiento.

Pese a la crisis del coronavirus el aumento en Defensa en Europa sigue al alza y aumentó en 19 de los 27 Estados miembros de la Unión. De estos, 13 aumentaron en más de un 5% el gasto militar y un total de seis lo hicieron en un 10% o más. Por contra, otros siete países de la UE contrajeron su inversión en Defensa en comparación al año anterior, ha apuntado el informe de la EDA que no desvela los detalles sobre cada Estado miembro.

Crecimiento de la inversión

La EDA destaca el aumento en el gasto en investigación y tecnología, que se situó el pasado año en 2.500 millones gracias al impulso de Francia y Alemania, que representan el 90% del gasto en esta materia. Este dato supone un crecimiento del 46% con respecto a los niveles de inversión de 2019.

Noticias relacionadas

En el lado opuesto se encuentran los proyectos de colaboración europea, que no registraron el incremento en el gasto militar que tuvieron otras áreas de Defensa. Como resultado, la EDA señala que no se han logrado los objetivos fijados para la compra colectiva de equipamiento y proyectos de investigación colaborativa, situándose en un mínimo histórico con 4.100 millones, un 13% menos que el año anterior.

El objetivo de la Defensa común europea era realizar un 35% de las compras de forma conjunta en la UE, pero según se ha reflejado en el informe al terminar el periodo, solo un 11% de ellas se hizo por esta vía, lejos del objetivo marcado por los proyectos de la Cooperación Permanente Estructurada (PESCO).