Atropello polémico

Dimite el ministro del Interior portugués tras un accidente mortal provocado por su vehículo oficial

La Fiscalía ha acusado al chófer del ministro de homicidio por negligencia tras comprobar que el coche en el que viajaba excedió ampliamente los límites de velocidad

El ministro del Interior portugués, Eduardo Cabrita, en la rueda de prensa en la que anuncia su dimisión al cargo.

El ministro del Interior portugués, Eduardo Cabrita, en la rueda de prensa en la que anuncia su dimisión al cargo. / ANTONIO COTRIM / EFE

1
Se lee en minutos
Lucas Font
Lucas Font

Corresponsal en Lisboa.

ver +

El ministro del Interior portugués, Eduardo Cabrita, ha presentado este viernes su dimisión después de que la Fiscalía haya acusado a su chófer de homicidio por negligencia. Los hechos ocurrieron el pasado 18 de junio, cuando el coche oficial en el que viajaba Cabrita atropelló mortalmente a un trabajador en un tramo en obras de la autopista A6. La investigación concluye que el vehículo circulaba a más de 160 kilómetros por hora -cuando el límite fijado para esa vía era de 120 kilómetros por hora- y que hay indicios suficientes para imputar al conductor.

El ya exministro ha tomado esta decisión para no perjudicar al Gobierno ni al primer ministro, António Costa, a menos de dos meses de las elecciones legislativas. “No puedo permitir que este aprovechamiento político absolutamente intolerable sea utilizado para penalizar al Gobierno, al primer ministro o al Partido Socialista”, ha dicho Cabrita en rueda de prensa. Poco después, Costa ha comparecido ante los medios para confirmar la dimisión, aunque ha recordado que el ministro no está afectado por la acusación.

Otros escándalos

Noticias relacionadas

“La acusación afecta exclusivamente al conductor, que tiene derecho a la presunción de inocencia”, ha asegurado Costa, quien ha insistido en que nadie está por encima de la ley y ha apelado a la independencia de la justicia. El primer ministro ha negado haber presionado a Cabrita, a pesar de que pocas horas antes el ministro había afirmado ante los medios que él era “solo un pasajero”. El representante de Interior, sin embargo, ya estaba en la cuerda floja por otros escándalos, como la muerte bajo custodia policial de un ciudadano ucraniano en el aeropuerto de Lisboa. 

Cabrita accedió al cargo en 2017 después de que su antecesor dimitiera por los graves incendios ocurridos ese año en el interior del país, que acabaron con la vida de más de un centenar de personas. A pesar de la dimisión, el ya exministro ha hecho un balance “positivo” de sus cuatro años en el cargo, destacando los buenos datos de criminalidad registrados en el país en los últimos años.

Temas

Portugal