Fin de una era en Alemania

Merkel escoge una canción de la punk Nina Hagen para su despedida militar

La cancillera, que dejará el poder tras 16 años, cederá el testigo al socialdemócrata Olaf Scholz

La interprete punk alemana Nina Hagen

La interprete punk alemana Nina Hagen / Joan Cortadellas

2
Se lee en minutos
El Periódico

Angela Merkel ha dejado a los alemanes con la duda de si conocen realmente a la cancillera que les ha gobernado durante 16 años, tras elegir una canción de la rockera punk Nina Hagen como banda sonora de su ceremonia de despedida militar.

Merkel, cuyo sucesor socialdemócrata, Olaf Scholz, se espera que sea investido como canciller la próxima semana, recibirá la habitual despedida militar en el patio del Ministerio de Defensa el jueves por la noche. La ceremonia del Grober Zapfenstreich será más discreta de lo habitual debido a las restricciones por el coronavirus, y sólo asistirán 200 invitados.

Al igual que sus predecesores, Merkel ha sido autorizada a solicitar tres canciones que serán interpretadas por una banda de música durante el acto militar.

Pero mientras que Gerhard Schröder y Helmut Kohl eligieron para la ocasión música convencional -My Way, de Frank Sinatra, y la Oda a la Alegría, de Ludwig van Beethoven, entre otras-, algunas de las elecciones de Merkel apuntan a un terreno inexplorado.

Großer Gott, wir loben Dich (Dios santo, alabamos tu nombre) es un himno cristiano popular del siglo XVIII, un guiño a su educación como hija de un pastor protestante y a la identidad religiosa de su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU).

Su segunda elección, Für mich soll's rote Rosen regnen (Debería lloverme rosas rojas), de Hildegard Knef, una canción melancólica sobre la ambición adolescente y la arrogancia juvenil, ya sugiere, sin embargo, un brillo irónico en los ojos. Se suponía que debía conformarme, conformarme, dice la letra. Oh, no puedo conformarme, no puedo conformarme, yo también quiero ganar siempre, añade. Pero la canción que ha hecho que los comentaristas busquen el subtexto y los mensajes ocultos es Du hast den Farbfilm vergessen (Has olvidado la película en color), de Nina Hagen.

Un éxito en Alemania oriental

Grabada por primera vez en 1974 en un estilo schlager convencional, la canción fue un éxito en las listas de pop de Alemania Oriental antes de que Hagen emigrara al otro lado del telón de acero, donde se sumergió en las subculturas londinenses y se convirtió en la figura punk preeminente de Alemania Occidental en la década de 1980.

Pero incluso abrazar su identidad germano-oriental es un movimiento poco característico de la Merkel que su país ha conocido durante la mayor parte de sus 16 años en el poder, cuando rara vez sacaba a relucir su educación oriental.

La canción, cuya letra fue escrita por Kurt Demmler, es un lamento airado que amonesta a Michael, el novio de Hagen, por haber tomado sólo una película en blanco y negro en sus vacaciones en la isla de Hiddensee. Como resultado, se lamenta, "nadie creerá lo hermoso que era esto".

Noticias relacionadas

Aunque no fue censurada por el Estado, la canción fue entendida por sus admiradores de la época como una crítica encubierta a la república socialista y a su gris y monótono día a día, donde las películas en color eran un bien escaso.

Algunos comentaristas han especulado con la posibilidad de que la cancillera saliente haya visto un significado más moderno en la canción de Hagen: un aullido de frustración por la negligencia de los hombres a la hora de hacer su trabajo de forma adecuada podría ser también concebido como un disparo de despedida de Merkel a sus colegas masc