Reforma legislativa

El Parlamento indio deroga las polémicas leyes de la reforma agraria

  • El Ejecutivo indio anuló los decretos de manera exprés y sin debate, a falta de pocos meses para las elecciones regionales

Protestas por parte del sector primario indio en relación a la reforma agraria

Protestas por parte del sector primario indio en relación a la reforma agraria

2
Se lee en minutos
EFE

El Parlamento indio derogó este lunes en sus dos cámaras, sin debate previo, las tres controvertidas leyes que prometían una reforma agraria y contra las que protestaron durante un año miles de granjeros. "Acogemos con beneplácito que se retiren las leyes. Pero queríamos una discusión (en el Parlamento) para que el país conociera los inconvenientes, qué se debe hacer, y qué estamos pidiendo", declaró el líder opositor en la Rajya Sabha, Mallikarjun Kharge, que acusó al actual presidente del Gobierno, Narendra Modi, de haber derogado las leyes sin debate previo y de manera fugaz.

Debido a la amplia mayoría del Gobierno en las dos cámaras, la suspensión de las leyes se produjo de manera exprés, a pesar de que Modi se había mostrado dispuesto esta mañana a permitir el debate. "El Gobierno está dispuesto a debatir todos los temas abiertamente, está listo para responder a todas las preguntas, que haya en el Parlamento, que también haya paz", dijo el jefe del Ejecutivo indio en un discurso con motivo del inicio del periodo de sesiones.

Con todo esto, las tres leyes impulsadas por el Gobierno indio hace algo más de un año y aprobadas en el Parlamento pasarán a quedar sin efecto una vez que la ley de derogación sea refrendada en un mero trámite por el presidente indio, Ram Nath Kovind. La aprobación del proyecto ha ocrruido días después de que el primer ministro indio anunciase de manera inesperada su decisión de revocar las normas. "Me disculpo si algunos agricultores no entendieron nuestra intención genuina y lo que queríamos hacer a través de las leyes agrícolas. Hemos decidido derogar las tres leyes agrícolas", declaró Modi el pasado 19 de noviembre en un mensaje de vídeo.

A pocos meses de elecciones

Noticias relacionadas

Las polémicas leyes fueron impulsadas por el Gobierno indio con la intención de reavivar la agricultura en el país, otorgando a los campesinos mayor poder sobre el mercado. Dichas leyes relajaban una serie de normas sobre el precio mínimo de venta, el almacenamiento, y la negociación con la industria, que hasta entonces habían evitado la entrada del sector en el libre mercado. Sin embargo, los agricultores consideraron las reformas como contrarias, al asegurar que esto dejaría en manos de las grandes empresas el control del comercio, oprimiendo aún más a los granjeros, que son la mayor y más marginada fuerza de trabajo de la India, lo que provocó inmediatamente la manifestación de miles de campesinos que marcharon hasta Nueva Delhi y permanecen desde hace un año acampados en los bordes de la capital india exigiendo la derogación de la leyes.

Esta es una de las mayores protestas que ha afrontado el Gobierno de Modi durante su mandato, y los manifestantes han anunciado que continuarán hasta que se atiendan otras demandas, como una cobertura a más productos del precio mínimo de apoyo. La decisión de la derogación ocurre meses antes de las elecciones legislativas regionales en los estados norteños de Uttar Pradesh y Punjab, dos estados agrícolas en los que el descontento campesino podría convertirse en un factor electoral clave.