Restricciones por covid

Países Bajos cierra al ocio y comercio no esencial a las 17h

  • El Gobierno advierte que se ha entrado en una "fase de crisis" debido al gran aumento de contagios

El primer ministro de Holanda, ya dimitido, Mark Rutte.

El primer ministro de Holanda, ya dimitido, Mark Rutte. / BERND VON JUTRCZENKA (AP)

2
Se lee en minutos
El Periódico

El Gobierno neerlandés ha anunciado en la tarde de este viernes “medidas estrictas” para reforzar las actuales restricciones y tratar de frenar los altos contagios en Países Bajos, mientras trata de mantener la atención médica crítica en plena presión hospitalaria por los pacientes de covid-19. Las medidas anunciadas por el primer ministro Mark Rutte implican, entre otras cosas, un cierre de todo comercio no esencial y restauración a partir de las 17h y hasta el día siguiente.

Este cierre desde las 17h quedará vigente durante las próximas tres semanas, desde el próximo domingo, han confirmado fuentes del gobierno. Esta restricción se aplicará a restaurantes, cafeterías, comercios no esenciales, el sector cultural, museos y monumentos históricos, entre otros. Los supermercados y tiendas de comestibles deberán cerrar a las 20.00 horas.

Sin embargo, los colegios permanecerán abiertos, a pesar de ser una de las principales fuentes de contagios en estos momentos.

Auge de contagios

La rueda de prensa de este viernes estaba prevista para la semana próxima, pero el gran aumento de casos ha provocado que se adelantara. Los contagios diarios rondan ya los 22.000 casos cada 24 horas y los sanitarios no han dudado en pedir al Gobierno que introdujera restricciones más fuertes debido a la fuerte presión hospitalaria.

En la misma línea, el Gobierno ha anunciado que se tratará de contener la situación retrasando aún más la atención planificable en los hospitales, es decir, se pospondrán, por ejemplo, las operaciones de rodilla, cadera o hernias inguinales, pero se mantendrán las intervenciones que deben realizarse dentro de un plazo de seis semanas por un riesgo mortal.

Los hospitales habían pedido al ministro reducir la atención planificable que no sea crítica para que el personal de otros departamentos pueda ser desplegado en las unidades de cuidados intensivos, dada la falta de sanitarios.

Fase de crisis

Hugo de Jonge advirtió que la crisis sanitaria ha entrado en una nueva fase, la previa a lo que se conoce como “fase de crisis”, la más grave, e instó a la gente a “estar preparada para un invierno duro”, aunque prometió que el Gobierno “tomará todas las medidas necesarias para aliviar la carga sobre la sanidad”.

Noticias relacionadas

El Gobierno también decidió este viernes la suspensión total de todos los vuelos procedentes de los países del sur de África como una medida de prevención tras la detección de una nueva variante del coronavirus en la región.

Esto provocó que los 600 pasajeros de dos vuelos que llegaron después de esa decisión desde Sudáfrica quedaran retenidos en el aeropuerto Schiphol de Ámsterdam por la gendarmería neerlandesa hasta ser sometidos a una PCR y se conozca el resultado del test, por lo que todavía están en el aeródromo a la espera, hasta esta noche.