Crisis en el país anatolio

Protestas en Turquía por el desplome de la lira a mínimos históricos

  • La lira, la moneda turca, ha perdido un 40% de su valor este 2021, y los turcos sufren una inflación desbocada que devora todos los ahorros

  • “¿Qué pasa? ¿No podemos manifestarnos? No podemos sobrevivir. No podemos y no nos llega”, se queja un manifestante mientras la policía hace ademán de detenerle

Los manifestantes se pelean con agentes de policía vestidos de civil durante una protesta contra el gobierno en Estambul, Turquía.

Los manifestantes se pelean con agentes de policía vestidos de civil durante una protesta contra el gobierno en Estambul, Turquía. / REUTERS / Umit Bektas

2
Se lee en minutos
Adrià Rocha Cutiller
Adrià Rocha Cutiller

Periodista

ver +

Es de noche y hace frío y al jefe del destacamento policial se le nota que está cansado de estar aquí, en un descampado en un barrio de la orilla europea de Estambul. El policía quiere irse a casa. 

“Mire, señora, se lo digo para que avise a los que aún no han llegado. Esta manifestación no está permitida por orden del gobernador del distrito. No pueden estar aquí. Váyanse, por favor”, le dice el policía a una futura manifestante que aún no lo es porque quedan diez minutos para que empiece la protesta. La señora tiene miedo, duda, pero dice que cada quien toma su elección, que los que vayan a venir vendrán, y que sea lo que Dios quiera.

“En el momento que empiecen, cargaremos. Nos llevaremos a varios detenidos. Se lo digo para avisarla, señora, para que sepan a lo que se atienen”, acaba el policía, que se marcha de vuelta con sus compañeros. Los protestantes esperan. Son unas pocas decenas, y entre ellos se respira un fatalismo tranquilo: que sea lo que tenga que ser. 

Como en Estambul, en la mayoría de grandes ciudades turcas, este miércoles se han organizado pequeñas manifestaciones simultáneas de turcos que dicen no poder más. Este último año, el valor de la lira, la moneda turca, ha caído un 40% respecto al dólar y al euro. La mayor parte de esta caída ha sido esta última semana y, sobre todo, este martes. En un solo día, la lira cayó un 12%, para recuperarse algo este miércoles.

Las cifras esconden algo peor: en enero de este año, por ejemplo, el salario mínimo turco equivalía a una cifra cercana a los 320 euros. Ahora equivale a 200, y la inflación, según estudios independientes, está cercana al 50% anual.

Los tipos y el interés

Los motivos de la crisis económica son varios. Con el poder turco en las manos de un solo hombre, Recep Tayyip Erdogan, los mercados internacionales desconfían de sus políticas económicas que califican de “heterodoxas”. 

El presidente turco asegura, por ejemplo, que los tipos de interés altos —lo que cobra un banco por dar un préstamo— son los causantes de la inflación. La ortodoxia económica asegura lo contrario. “Actualmente, la estrategia principal del gobierno es mantener la lira barata para aumentar las exportaciones y las ganancias del turismo. Esto crea un crecimiento de baja productividad, y ha creado una economía turca cuyo atractivo es el empleo de bajo coste”, explica a este periódico el economista Hakan Kara, antiguo miembro del Banco Central turco, que continúa: “Con la gente más pobre sufriendo por la alta inflación, la popularidad del actual gobierno lleva bastante tiempo en caída”.

Noticias relacionadas

En Estambul, la manifestación empieza, y un hombre jubilado es el primero en hacer sonar la sartén que ha traído para la ocasión. Un par de policías se abalanzan sobre él. Se llevan el hombre que está a su lado. Empujan a los manifestantes para que se vayan.

“¿Qué pasa? He vivido toda mi vida en este país. Yo también soy ciudadano, como tú. ¿No podemos manifestarnos? ¿No lo veis? No podemos sobrevivir. No podemos y no nos llega. ¡Tengo 70 años, 70!”, clama el hombre.