Drama en el Mediterráneo

Al menos 75 personas migrantes mueren frente a Libia en uno de los peores naufragios del año

  • La embarcación había sido fletada por las mafias de la costa oeste de Libia y se hundió el pasado miércoles

  • El barco de la oenegé Sea Watch 4 espera autorización para atracar con 193 personas rescatadas a bordo

Un tripulante del barco Geo Barents operado por Médicos sin Fronteras (MSF) tras rescatar el pasado martes en el Mediterráneo Central a 100 personas refugiadas.

Un tripulante del barco Geo Barents operado por Médicos sin Fronteras (MSF) tras rescatar el pasado martes en el Mediterráneo Central a 100 personas refugiadas. / VIRGINE NGUYEN HOANG / EFE

3
Se lee en minutos
Efe

Al menos 75 personas migrantes murieron al naufragar una embarcación irregular fletada por mafias en la costa oeste de Libia con la que pretendían cruzar el Mediterráneo y llegar a las costas de Europa, ha informado hoy la Organización Internacional de las Migraciones (OIM).

La tragedia, una de las más graves ocurridas este año en la llamada ruta migratoria del Mediterráneo Central, se produjo el miércoles frente a la ciudad de Zawara, según el relato de 15 supervivientes que fueron rescatados por un barco pesquero y devueltos a esa localidad, próxima a la frontera con Libia.

La embarcación hundida fue una de las tres que se tiene noticia que salieron la noche del martes de las playas que se extienden entre Zawara y Zawiya, base de las distintas mafias libias que, conectadas con otras de la región, se lucran con el contrabando de armas, combustible y personas.

El miércoles, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) reveló que patrulleras libias interceptaron la noche anterior a un total de 307 personas que trataban de viajar a Italia en embarcaciones irregulares similares y las devolvió a puerto en Trípoli pese a estar Libia considerado "un país no seguro".

En un comunicado, el organismo explicó que los migrantes, entre ellos 22 mujeres y once niños, fueron desembarcados en el puerto de la capital libia, donde la Cruz Roja Internacional y el propio ACNUR les prestaron los primeros auxilios antes de que las milicias libias se ocuparan de trasladarlos a los centros de detención.

Nuevo rescate

Por otro lado, el barco Sea Watch 4 de la homónima oenegé alemana ha rescatado hoy a 73 migrantes que viajaban en un bote neumático, por lo que actualmente lleva a bordo a 193 personas salvadas en su travesía en el Mediterráneo Central, y espera que las autoridades de los países cercanos les concedan un puerto donde atracar.

La última operación se ha producido esta la mañana cuando se localizó un barco a la deriva con 73 personas, entre ellas varias mujeres embarazadas. Se cree que era una embarcación que había pedido ayuda este viernes y de la que no se había tenido más información. La oenegé ha explicado en las redes sociales que el barco continúa vigilando por si es necesario dar asistencia a nuevas embarcaciones de migrantes.

Sea Watch también ha denunciado que en los días pasados una patrullera de la Guardia Costera libia les intimidó para que apagasen los motores o les habrían disparado y luego les ordenó dejar la zona, a pesar de estar en aguas internacionales.

El de hoy es el cuarto rescate del barco, que el jueves rescató un primer bote con 24 personas y otro con 86, mientras que otras seis personas fueron recogidas del agua después de que habían sido interceptados por la guardia costera libia, pero saltaron al mar.

Por su parte, el barco Geo Barents, operado por Médicos sin Fronteras (MSF), acabó hoy el desembarco en Messina (Sicilia), tras recibir la autorización de Italia, de los 186 migrantes rescatados los días pasados y también de los cuerpos de las 10 personas que encontraron muertas por asfixia en el fondo de una de las barcas.

Cerca de 1.300 muertos en 2021

Noticias relacionadas

Según datos de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), más de 29.400 personas migrantes han sido interceptadas en el Mediterráneo y retornadas a Libia a lo largo de este año, el triple que durante el mismo periodo de 2020.

Además, 555 han perdido la vida y 736 han desaparecido en diversos naufragios, frente a las 381 muertos y 597 desaparecidos durante el año anterior.