Crisis en Europa

Turquía cierra la ruta migratoria hacia Bielorrusia

  • La agencia estatal de aviación turca prohíbe que Turkish Airlines y Belavia vuelen a Minsk con refugiados y migrantes sirios, iraquís y yemenís

  • Muchos de los solicitantes de asilo que se acumulan en la frontera entre Polonia y Bielorrusia provenían de Estambul, pero también de otras capitales de Oriente Próximo, donde la ruta sigue

Un avión de Turkish Airlines aterriza en el aeropuerto de Estambul.

Un avión de Turkish Airlines aterriza en el aeropuerto de Estambul. / UMIT BEKTAS (REUTERS)

2
Se lee en minutos
Adrià Rocha Cutiller
Adrià Rocha Cutiller

Periodista

ver +

Ante la presión de la Unión Europea y Polonia, Turquía ha cerrado este viernes la ruta aérea migratoria hacia Bielorrusia. El Directorio General de Aviación Civil (DGAC), órgano gubernamental turco que regula el tráfico aéreo, prohibió esta pasada madrugada que a los vuelos en dirección a Minsk, la capital bielorrusa, puedan subirse ciudadanos sirios, iraquís y yemenís. Los únicos ciudadanos de estos países a los que se les permitirá viajar a Bielorrusia son aquellos que tengan un pasaporte diplomático.

Durante los últimos días, tanto la UE como el Gobierno de Polonia han acusado al Ejecutivo turco de Recep Tayyip Erdogan de "connivencia" con Minsk y Moscú para crear la crisis migratoria actual en la frontera terrestre bielorrusa con la polaca, en una crisis muy similar a la que ocurrió en Turquía en 2020 y en Marruecos en primavera de 2021

"Por el problema de los cruces ilegales de fronteras entre la UE y Bielorrusia, los ciudadanos de Irak, Siria y Yemen que quieran viajar a Bielorrusia desde aeropuertos en Turquía no podrán comprar billetes ni embarcar en los vuelos hasta próximo aviso", ha dicho la DGAC turca este viernes por la mañana.

Bruselas incluso amenazó con sancionar a las compañías aéreas que permitan que los refugiados y migrantes lleguen a Europa del Este. "A petición de las autoridades turcas, confirmamos que no permitiremos que los ciudadanos de dichos países embarquen en nuestros vuelos a partir de hoy", ha dicho este viernes la compañía aérea Belavia, propiedad del Estado bielorruso. En la noche del jueves, Turkish Airlines -que también estaba en el ojo del huracán y opera la ruta entre Minsk y Estambul- ya anunció lo mismo. La opción turca para llegar a Polonia se ha cerrado.

Algo que no significa, sin embargo, que todo haya terminado. Una gran parte de los refugiados y migrantes que se acumulan en la línea entre Polonia y Bielorrusia llegaron en avión desde Turquía, pero también provienen de otras capitales y ciudades de Oriente Próximo, como Damasco, Bagdad, Erbil y Dubái. La crisis está lejos de haber terminado.

"No somos parte del problema"

Noticias relacionadas

Mientras tanto, Turquía se ha mostrado molesta por haber sido acusada de colaborar con Rusia y Bielorrusia en la creación de esta nueva ruta de migración internacional. "Rechazamos categóricamente estos esfuerzos para representar a Turquía, que no tiene nada que ver con el asunto, como parte del problema", dijo el ministro de Asuntos Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu este jueves.

El presidente Erdogan fue un paso más allá. "Culpar a Turquía por esta crisis es de una ingratitud enorme. Es Grecia la que condena a los refugiados a muerte destruyendo sus barcos en el mar. Y tenemos pruebas y documentos que lo muestran", manifestó Erdogan tras un encuentro con el primer ministro húngaro, Viktor Orbán.