Tensión en África

El primer ministro de Sudán está en su casa "custodiado"

El Ejército reprime a los ciudadanos que han salido a la calle contra el golpe de Estado

Protestas en Sudán tras el intento del golpe militar

Protestas en Sudán tras el intento del golpe militar / EFE/EPA/MOHAMMED ABU

1
Se lee en minutos
Afp

El primer ministro sudanés Abdala Hamdok, en paradero desconocido desde el golpe de Estado del lunes, ha sido llevado a su casa y está bajo "estrecha vigilancia" mientras en las calles los ciudadanos se manifiestan, reprimidos por gases lacrimógenos y fuego real, contra la asonada. Al menos cuatro personas han fallecido.

Desde su domicilio, Hamdok mantuvo una conversación telefónica con el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, que pidió a los militares que "liberen a todos los líderes civiles y garanticen su seguridad", indicó el departamento de Estado de EEUU.

El Ejército, liderado por el general Abdel Fattah al Burhan, declaró disueltos el lunes los órganos de Gobierno de la transición que debían conducir al país a unas elecciones libres en 2023.

El primer ministro y su esposa fueron arrestados el lunes, pero ante la presión y la condena internacionales fueron devueltos a su casa el martes por la noche bajo "estrecha vigilancia", indicó la oficina del dirigente civil. En su comunicado, la oficina recuerda que "varios ministros y dirigentes políticos siguen arrestados en lugares desconocidos".

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunía el martes por la tarde a puerta cerrada para abordar la situación en Sudán, aunque según una fuente diplomática sus integrantes renunciaron a denunciar el golpe "en los términos más fuertes".

Contestación en las calles

Miles de sudaneses siguen manifestándose contra el Ejército en Jartum, bloqueando calles del centro con piedras, ramas y neumáticos en llamas. Las fuerzas de seguridad están desplegadas con sus vehículos blindados en puentes y grandes carreteras.

El lunes, al menos cuatro manifestantes murieron por balas "disparadas por las fuerzas armadas" y más 80 fueron heridos, indicó un sindicato de médicos prodemocracia.

Noticias relacionadas

Los manifestantes quieren "salvar" la "revolución" que tumbó al dictador Omar al Bashir en 2019, tras una represión que mató a más de 250 personas. "No saldremos de las calles hasta que se reinstale el Gobierno civil", declaró a la AFP Hocham al Amin, un ingeniero de 32 años.

La Asociación de Profesionales Sudaneses, un paraguas de sindicatos que participó en las protestas contra Bashir, aseguró que la violencia contra los manifestantes está aumentando.