Rescate de inmigrantes en el Mediterráneo

Un barco de Médicos sin Fronteras espera puerto con más de 350 inmigrantes a bordo

La oenegé denuncia la pasividad del Gobierno Italiano ante las peticiones

Entre los inmigrantes rescatados hay 170 menores, muchos de ellos no acompañados

Rescate del barco Geo Barents, de MSF, en el Mediterráneo.

Rescate del barco Geo Barents, de MSF, en el Mediterráneo. / MSF / Filippo Taddei

2
Se lee en minutos
El Periódico

El barco de rescate de la oenegé Médicos sin Fronteras (MSF) lleva desde el pasado 22 de octubre, día en el que se efectuó el primero de los cinco rescates, deambulando por las costas del Mediterráneo Central con 367 personas a bordo, de las cuales 172 son menores y 134 de ellos viajan sin acompañar. El del domingo fue el quinto rescate llevado a cabo en menos de tres días, durante los que MSF ha estado solicitando al Gobierno italiano, que aun no se ha manifestado, que proporcione un puerto seguro para desembarcar lo antes posible.

“Dejar a la gente a la deriva en el mar durante días es inaceptable. Una vez más, somos testigos de cómo las políticas europeas de control de la migración ponen en peligro la vida de miles de personas,  al no tener ninguna capacidad proactiva de búsqueda y rescate en el mar y al no dar respuesta a todas las llamadas de socorro." denunció una de las coordinadoras de la oenegé, Caroline Willemen.

En medio de unas condiciones meteorológicas muy adversas, MSF ha llevado a cabo cinco rescates muy difíciles. Muchos de los supervivientes sufrieron hipotermia, tras una exposición prolongada al viento o caídas al agua. Los supervivientes también sufrieron mareos e inhalación de combustible. Tanto niños como adultos han sufrido deshidratación y pérdida de apetito debido al mareo, en un rescate en el que la gran cantidad de niños pequeños a bordo ha sorprendido a los miembro de la oenegé.

“Imagina estar en un barco abarrotado sin chaleco salvavidas. Imagina estar rodeado de olas de hasta tres metros de altura mientras tu ropa está empapada e inhalas combustible. Imagina quedarte sin comida y agua a medida que pasa el tiempo, sin protección contra el sol, el viento y la lluvia. Imagina pedir ayuda y que nadie respondaEsta es la realidad que estamos presenciando en el mar", declaró Willemen haciendo referencia a las duras condiciones del rescate.

Actualmente el barco de rescate, el Geo Barens, continua surcando la aguas de Mediterráneo con casi 400 inmigrantes a bordo esperando a que Italia les de luz verde para poder desembarcar en sus costas.

Noticias relacionadas

Naufragio en las islas griegas

En la costa griega, al menos cuatro menores inmigrantes han fallecido por el naufragio de la embarcación en la que intentaban llegar a Grecia, según informaciones de la Guardia Costera, que ha recuperado con vida frente a la isla de Quíos a 21 personas y está buscando a otra que sigue desaparecida tras el incidente. La embarcación solicitó ayuda poco después de las 6.00 horas, lo que motivó un amplio despliegue por mar y aire. El barco, con capacidad para 10 personas, transportaba a más de 27.

Temas

Inmigración