Comercio

EEUU augura que los problemas de suministramiento se alargarán hasta el 2022

  • Pete Buttigieg afirma que están llegando cantidades "récord" de mercancias a los dos principales puertos estadounidenseprevé una campaña navideña Buttigieg,

 Pete Buttigieg, en un encuentro organizado por el Caucus Hispano del Congreso.

 Pete Buttigieg, en un encuentro organizado por el Caucus Hispano del Congreso. / Getty Images

1
Se lee en minutos

El ministro de Transporte de Estados Unidos, Pete Buttigieg, advirtió este domingo que los problemas actuales de suministro continuarán "el próximo año" y pidió una solución a largo plazo. La pandemia de Covid-19 ha provocado interrupciones en la cadena de suministro global, lo que ha provocado retrasos en Estados Unidos que han hecho subir los precios. El problema es preocupante a medida que se acerca la Navidad, y algunos expertos predicen una escasez masiva para las fiestas.

"Muchos de los problemas que enfrentamos este año continuarán hasta el próximo", dijo Buttigieg a CNN el domingo por la mañana. Según el que fuera, brevemente, uno de los rivales del propio Joe Biden en la carrera por la nominación demócrata para el 2020, la situación está particularmente ligada a un fuerte aumento de la demanda, en un momento en que la economía se reabre en el país.

"El problema es que a pesar de que nuestros puertos están manejando más mercancías de lo que nunca han hecho, están llegando cantidades récord de mercancías y nuestra cadena de suministro no puede seguir el ritmo", explicó. Decenas de barcos están atracados fuera de los principales puertos de Los Ángeles y Long Beach en la costa oeste, esperando descargar su carga.

LA y Long Beach, el 40% del total

Noticias relacionadas

“Estos dos puertos representan el 40% de nuestro tráfico de contenedores”, recordó el ministro estadounidense, subrayando las medidas tomadas para remediar esta congestión. "Ahora están operando las 24 horas del día. No es algo fácil de hacer de la noche a la mañana, pero fue un compromiso fuerte".

"Necesitamos abordar los problemas a largo plazo que nos han hecho vulnerables a este tipo de cuellos de botella", suplicó. "Es por eso que debemos aprobar el plan de infraestructura" del presidente Joe Biden. Este gigantesco proyecto de ley tiene relativamente un consenso en el Congreso, pero la izquierda del Partido Demócrata se niega a examinarlo antes de asegurar un colosal plan de gasto social, que es ampliamente debatido.