Desafío de Varsovia

Von der Leyen avisa a Polonia de que usará "todos los poderes" a su alcance

  • Varios Estados miembros recuerdan al Gobierno de Mateusz Morawiecki que al entrar en el club firmaron un contrato llamado Tratado que deben respetar

Mateusz Morawiecki en Bruselas en julio.

Mateusz Morawiecki en Bruselas en julio. / Pascal Rossignol / Efe

3
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

Polonia no quiere salir de la Unión Europea. Pese al campo minado al que ha llevado al país la sentencia dictada este jueves por el Tribunal Constitucional polaco, al declarar inconstitucionales varios artículos del Tratado de la UE y dictaminar la primacía del derecho polaco sobre el europeo, el Gobierno ultraconservador que lidera el partido Ley y Justicia (PiS) insiste en que no quiere activar el artículo 50 del Tratado como hizo el Reino Unido y provocar un ‘Polexit’. "El lugar de Polonia está y estará dentro de la familia europea", ha asegurado el primer ministro Mateusz Morawiecki. La revuelta contra las decisiones del Tribunal de Justicia de la UE, sin embargo, puede salirle caro a Varsovia.

"Los acontecimientos en Polonia son muy, muy preocupantes. El Gobierno de Polonia está jugando con fuego", ha avisado este viernes el ministro de exteriores e interior luxemburgués, Jean Asselborn. "La primacía del derecho europeo es esencial para la integración y la convivencia en Europa. Si se rompe, la Europa tal como la conocemos, tal como se construyó después del Tratado de Roma, dejará de existir", ha añadido. Misma advertencia desde París. "Es algo muy grave, no es una cuestión técnica o jurídica sino eminentemente política, que se inscribe en una larga lista de provocaciones respecto a la UE", ha avisado en una televisión francesa el ministro de asuntos europeos de Francia, Clement Beaune.

El ministro de Emmanuel Macron ha recordado que "Polonia es un estado soberano como nosotros" pero "cuando entramos en un club firmamos un contrato que se llama Tratado que ha sido ratificado en referéndum por Polonia" y lo que ha hecho el Tribunal Constitucional polaco, concluyendo que las reglas polacas están por encima de las europeas, "es un ataque a la UE", algo "muy grave", que "es un riesgo de facto de la salida de la UE", ha denunciado. 

Desde Berlín, más prudencia pero mismo mensaje del jefe de la diplomacia alemana, Heiko Maas, que ha recordado que cuando un país decide ser parte de la UE debe aplicar plenamente las reglas que ha acordado y que la Comisión Europea tiene su "pleno apoyo" para hacer cumplir la legislación en toda la UE. "Ser miembro de la UE significa que compartimos valores comunes, nos beneficiamos de un mercado interno común fuerte y hablamos con una sola voz. Pero también significa que estamos obligados por reglas comunes que forman la base de la UE con todo lo que conlleva", ha avisado.

Bruselas analiza el fallo

Aunque el fallo no entrará en vigor hasta que sea publicado en el diario oficial polaco, la Comisión Europea ha anunciado este viernes que ya ha empezado a analizar en profundidad el dictamen "sin precedentes" del Constitucional polaco antes de decidir los pasos a seguir. "Lo analizaremos lo antes posible pero el tiempo dependerá de la complejidad de la sentencia y sus implicaciones", ha explicado el portavoz de Von der Leyen que ha emitido un comunicado en el que expresa su profunda preocupación y anuncia un examen urgente del mismo. 

Noticias relacionadas

Al igual que el comisario de justicia, Didier Reynders, ha avisado a Varsovia que la UE es una "comunidad de valores y leyes", que su objetivo es garantizar que los derechos de los ciudadanos polacos están protegidos y se beneficien de la pertenencia a la UE y que los ciudadanos de la UE, así como las empresas que hacen negocios en Polonia, tienen la seguridad jurídica de que las normas europeas, incluidas las sentencias de la corte europea, se aplican plenamente en Polonia.

"Nuestros tratados son muy claros. Todas las sentencias del TJUE son vinculantes para las autoridades de todos los Estados miembros, incluidos los tribunales nacionales. La legislación de la UE tiene primacía sobre la legislación nacional, incluidas las disposiciones constitucionales. Esto es lo que todos los Estados miembros de la UE han firmado como miembros de la UE. Usaremos todos los poderes que tenemos en virtud de los Tratados para garantizar que se respete", ha concluido. Aunque no ha especificado las potenciales medidas, el Ejecutivo comunitario tiene en sus manos diversas medidas que van desde los procedimientos de infracción habituales y la posibilidad de imponer sanciones hasta la congelación de fondos europeos.