Turbulencias tras Merkel

Laschet abre la puerta a dimitir como líder de la CDU tras su debacle en las elecciones de Alemania

  • El líder democristiano promete celebrar un congreso para poner en marcha la remodelación de la cúpula del partido conservador

Laschet abre la puerta a dimitir como líder de la CDU tras su debacle en las elecciones de Alemania

Maja Hitij / POOL (EFE)

2
Se lee en minutos
El Periódico

Armin Laschet, el hombre que heredó el liderazgo del conservadurismo alemán de las manos de Angela Merkel, ha abierto la puerta a presentar su dimisión. El fallido candidato a la cancillería estudia renunciar a su posición como presidente de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) e iniciar una remodelación del partido después de la debacle sufrida en las elecciones federales del 26 de septiembre, donde obtuvo un paupérrimo 24,1% de los votos, su peor resultado histórico.

En un encuentro con la facción sindical de la formación, Laschet ha prometido un congreso federal para llevar a cabo un "reajuste de personal" en la cúpula de la CDU, un proceso de transición que quiere supervisar y que podría culminar en la elección de una nueva figura que intente suplir el vacío dejado por el adiós de Merkel. Para "empezar de nuevo", el líder conservador ha pedido consenso y ha insinuado la posibilidad de dimitir al frente del conservadurismo alemán. "El objetivo de conseguir algo bueno para el país es más importante que los intereses individuales", ha dicho ante sus correligionarios.

Así, no quiere que la transformación de la CDU se convierta en una "batalla de personal", sino que siga el modelo de Renania del Norte-Westfalia. Laschet renunció a la presidencia de este estado federado, donde gobernaba desde 2017, para dar el salto a Berlín y el partido acordó sin fratricidios que Hendrik Wüst, ministro de Transportes, ocupase su lugar. Laschet ha sido duramente criticado tanto dentro de la CDU como por su base de votantes tras una campaña electoral con varios fallos marcados que terminó en un sonoro desplome.

Opciones de gobierno

Noticias relacionadas

Matemáticamente, la Unión conservadora que forman CDU y los socialcristianos bávaros de la CSU aún tienen opciones para entrar en el próximo gobierno federal alemán. Así, siguen insistiendo en la llamada 'Coalición Jamaica' junto a Verdes y liberal-conservadores del FDP. Sin embargo, ambos partidos ya han mostrado su predisposición a negociar para formar una coalición tripartita con los socialdemócratas (SPD) que apunta como la opción con más posibilidades de concretarse.

Laschet ganó por sorpresa las primarias internas para obtener el liderazgo conservador y pilotar la era post-Merkel y más adelante venció también al líder de la CSU, Markus Söder, para postularse como candidato a la cancillería. Su principal rival, Friederich Merz, podría ahora volver a intentar lo que nunca ha conseguido: hacerse con el control del partido y acentuar su giro conservador. Algo que reventaría el consenso prometido y buscado por Laschet.