'Coalición semáforo'

Verdes y liberales apuestan por gobernar con los socialdemócratas en Alemania

  • Los tres partidos iniciarán esta semana las negociaciones con la intención de formar gobierno antes de que acabe el año

Olaf Scholz, líder del SPD, tras conocer los resultados.

Olaf Scholz, líder del SPD, tras conocer los resultados. / Reuters / Wolfgang Rattay

3
Se lee en minutos
Andreu Jerez
Andreu Jerez

Periodista

ver +

Es un primer paso hacia la formación de la primera coalición Semáforo a nivel federal en la historia de Alemania: Los Verdes y los liberal-conservadores del FDP han anunciado este miércoles su preferencia por negociar primero con los socialdemócratas del SPD para intentar formar gobierno.

Se impone así la lógica electoral y demoscópica: esos tres partidos fueron los únicos con representación parlamentaria que consiguieron mejorar sus resultados en las elecciones federales del pasado 26 de septiembre. Además, más del 50% de la ciudadanía alemana apuesta por una coalición Semáforo frente al apoyo del 18% que recibe laJ amaica –conservadores, verdes y liberales–, que se presenta como alternativa en caso del fracaso de las primeras negaciones a tres bandas.

Los ecoliberales han sido los primeros en hacer el anuncio. La copresidencia verde, conformada por Annalena Baerbock y Robert Habeck, ha confirmado lo que es un secreto a voces desde la pasada campaña electoral: que prefieren gobernar con el SPD del candidato a canciller socialdemócrata, Olaf Scholz, antes que con la unión conservadora CDU-CSU de Armin Laschet, cuyo liderazgo es cada vez más precario.

“Muchos asuntos todavía no se han discutido, ni siquiera concretado, como para que se pueda decir que estamos en un camino seguro”, ha advertido Habeck sobre las diferencias que separan a los tres partidos, especialmente a Los Verdes y al FDP. La política fiscal y la medioambiental son algunos de los obstáculos más serios entre el partido ecologista, más intervencionista, y el liberal, que cree en el mercado como forma predominante para encontrar soluciones a los problemas y modernizar el país.

¿Adiós a Jamaica?

Horas después del anuncio verde, el presidente del FDP, Christian Lindner, confirmaba que su partido se suma a las negociaciones –que comenzarán previsiblemente esta misma semana– para intentar poner en marcha un gobierno “social-ecologista-liberal”, como lo ha bautizado el candidato Scholz. “El siguiente paso es un intercambio de ideas entre los tres partidos”, ha añadido Lindner.

El líder liberal ha asegurado explícitamente que no habrá “conversaciones paralelas” con la CDU-CSU mientras su partido esté negociando con el SDP y Los Verdes. También ha confirmado que la coalición Jamaica no está descartada y que sigue considerándola una “opción viable”. De hecho, Lindner ha dicho en numerosas ocasiones que su partido tiene más coincidencias programáticas con los conservadores que con los socialdemócratas. Por ver está si socialdemócratas y ecologistas acabarán cediendo a las pretensiones de Lindner, entre las que está el ministerio de Finanzas.

Scholz ha cerrado este miércoles la cadena de comparecencias de los tres partidos implicados: “Las ciudadanas y los ciudadanos nos han dado el encargo de lograr un Gobierno”, ha dicho el candidato socialdemócrata, que se muestra confiado de conseguir que las negociaciones lleguen a buen puerto. Su objetivo es anunciar un gobierno antes de Navidades.

Derrotismo conservador

Noticias relacionadas

“Nosotros también estamos preparados para más conversaciones, pero la decisión de cuál es el orden de las negociaciones es del FDP y Los Verdes”, ha dicho el democristiano Laschet con cierto derrotismo. A pesar de que el presidente de la CDU sigue agarrándose a una posible ‘Coalición Jamaica’ para salvar su carrera política, los resultados del pasado 26 de septiembre –los peores de la historia del partido– hacen cada vez más difícil su continuidad al frente del conservadurismo alemán.

Las voces críticas llegan tanto desde su formación como de sus hermanos socialcristianos bávaros de la CSU, cuyo presidente, Markus Söder, habla ya de “rechazo de facto a la Coalición Jamaica”. El ministro de Economía en funciones, el democristiano Peter Altmaier, no ha escondido en un tweet que las posibilidades de su partido para liderar el próximo Gobierno federal cada vez se alejan más: “El tren de la Coalición Semáforo ya ha abandonado la estación. (…) Nosotros tenemos que hacer ahora nuestros deberes y demostrar que hemos entendido la lección del pasado 26 de septiembre”.

Temas

Alemania SPD