Terrorismo yihadista

Ocho muertos en Somalia tras explotar un coche bomba cerca del palacio presidencial

  • Un coche bomba atacó una caravana de vehículos que se dirigía hacia la sede de la presidencia

  • Entre las víctimas está Hibaq Abukar, asesora del primer ministro en asuntos de la mujer

Un policía vigila a los miembros de la Cruz Roja mientras sacan el cuerpo de una de las víctimas del atentado de Al Shabab.

Un policía vigila a los miembros de la Cruz Roja mientras sacan el cuerpo de una de las víctimas del atentado de Al Shabab. / Fesial Omar / Reuters

1
Se lee en minutos
Reuters

Nuevo atentado terrorista en Somalia. Un coche bomba estalló el sábado en las inmediaciones del palacio presidencial en Mogadisu. Al menos ocho personas murieron, según ha confirmado la policía del país africano. El crimen ha sido reinvindicado por Al Shabab, la milicia yihadista vinculada a Al Qaeda, que se atribuyó el ataque lanzado contra un caravana de vehículos que se dirigía hacia la residencia del presidente.

La policía no decarta que aumente el número de fallecidos en las próximas horas, tras constatar que algunas de las víctimas fueron retiradas del lugar de la explosión por sus familiares. “Al Shabab está detrás del atentado. Mataron a ocho personas, incluido un soldado, una madre y dos niños. Al Shabab masacra a civiles”, dijo un portavoz policial.

Noticias relacionadas

Entre los muertos está también Hibaq Abukar, asesora del primer ministro Mohamed Hussein Roble en derechos humanos y asuntos de la mujer, de acuerdo con un portavoz gubernamental. “Era uno de los pilares de la defensa de las mujeres en la oficina del primer ministro”, aseguró Roble en las redes sociales.

Al Shabab confirmó más tarde su responsabilidad en el ataque. La milicia yihadista, que aspira a derrocar al Gobierno e imponer en todo el país su estricta interpretación del islam, tiene un largo pasado de atentados terroristas. “Un mayaidín se inmoló en un coche bomba que tenía como objectivo un convoy de coches que se dirigían al palacio presidencial”, afirmó uno de los portavoces de Al Shabab.