Biden descarta un rápido acuerdo comercial entre Estados Unidos y el Reino Unido

El gobierno de Londres estudia otras opciones trasatlánticas tras el jarro de agua fría recibido

Boris Johnson y Joe Biden en su reunión

Boris Johnson y Joe Biden en su reunión / EFE

2
Se lee en minutos
Begoña Arce
Begoña Arce

Periodista

ver +

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, no quiere oír hablar por el momento de un futuro acuerdo comercial con el Reino Unido. El primer ministro, Boris Johnson, salió el martes con las manos vacías de la reunión de 90 minutos con el mandatario estadounidense en la Casa Blanca, de la que no hubo rueda de prensa conjunta. La esperanza de un rápido acuerdo post-brexit, que Johnson busca desesperadamente, se ha esfumado desde que el Biden accedió al poder en enero. Washington tiene ahora otras prioridades, como reconoció el propio Johnson. “La administración de Biden no está haciendo ningún acuerdo de libre comercio en el mundo en estos momentos, pero tenemos plena confianza en lograr un gran acuerdo”, afirmó.

El Reino Unido parece encontrarse “al final de la cola” a la hora de negociar tal pacto con el que ha sido su gran aliado. Se cumple la advertencia que lanzó en su día el entonces presidente Barack Obama si el país dejaba la Unión Europea. El gobierno de Londres estudia ahora otras opciones comerciales trasatlánticas.

"No descartamos nada" 

La derrota de Donald Trump en las últimas elecciones ha borrado del firmamento aquella promesa que hizo de un acuerdo bilateral rápido, a fin de convencer a los británicos de las ventajas del brexit. Si entre Trump y Johnson pasaba la corriente y había complicidad, con Biden, partidario de la Unión Europea y con Alemania como interlocutor preferente a este lado del Atlántico, la situación se complica para Londres y esa quimérica estrategia comercial de la “Gran Bretaña Global”.  

Fuentes oficiales del Ejecutivo británico dieron a entender que se está considerando como alternativa adherirse a un acuerdo comercial ya existente entre Estados Unidos, México y Canadá (USMCA), a pesar de que en él no hay prevista ninguna cláusula para la incorporación de otros países. “No descartamos nada”, declaró a Sky News el ministro del Medioambiente británico, George Eustice.  El portavoz de Johnson insistió en que el principal foco sigue puesto en el acuerdo bilateral con Estados Unidos.

El acuerdo bilateral pasa por Irlanda del Norte

Noticias relacionadas

Otro ángulo problemático del 'brexit' por resolver está condicionando las actuales relaciones con la Casa Blanca. Biden ha venido advirtiendo que no habrá posibilidad de un acuerdo comercial si el' brexit' afecta negativamente a Irlanda del Norte. El presidente estadounidense, con raíces irlandesas de las que se muestra muy orgulloso, volvió a recordar a Johnson durante el encuentro del martes que la paz en la región norirlandesa es una prioridad absoluta y no aceptará que las disputas con Bruselas pongan en peligro su estabilidad. “Me preocupa enormemente” que cualquier cambio “en los acuerdos irlandeses, puedan afectar negativamente los esfuerzos de paz y terminen con “una frontera cerrada”, afirmó en una breve declaración ante la prensa. “En ese punto, Joe, estamos de acuerdo”, añadió Johnson.  “Nadie quiere ver interrumpidos o desequilibrados los acuerdos de Belfast/Viernes Santo”, afirmó.