Irak

Se produce un ataque con drones cerca del aeropuerto de Erbil, en Irak

Aunque cargaba explosivos, no produjo daños

Vuelo con civiles procedente de Kabul.

Vuelo con civiles procedente de Kabul.

1
Se lee en minutos
EFE

Un dron cargado con explosivos impactó la noche del sábado en las cercanías del aeropuerto internacional de Erbil, en la región autónoma del Kurdistán iraquí, donde se encuentran instalaciones con personal de EEUU, sin causar víctimas ni daños materiales, informaron diversas fuentes.

En un comunicado, el Servicio de Lucha Antiterrorista del Kurdistán dijo que un dron cargado con explosivos impactó en las cercanías de la instalación aeroportuaria sin provocar víctimas, mientras que las autoridades competentes lo investigan.

Por su parte, el director del aeropuerto de Erbil, Ahmed Hoshyar, dijo en declaraciones a la cadena de televisión estatal Al Iraquiya que "el bombardeo no causó daños" y que "los vuelos se detendrán durante dos horas" a modo de precaución.

En la misma línea, el jefe de relaciones con medios del Kurdistán iraquí, Lawk Ghafuri, dijo en Twitter que el dron cargado con explosivos "estalló lejos de las terminales".

Hasta el momento ningún grupo ha reivindicado la acción.

Este es el primer ataque aéreo contra instalaciones con personal estadounidense en dos meses.

Sin embargo, los ataques con drones o cohetes contra intereses norteamericanos han sido recurrentes, sobre todo en la capital iraquí, desde que a principios de 2020 Estados Unidos asesinara en Bagdad al general iraní Qasem Soleimaní.

Washington acusa a las milicias proiraníes de Irak, que tienen un gran poder tanto político como militar, y algunas de las cuales están consideradas como organizaciones terroristas por Estados Unidos.

Noticias relacionadas

El Gobierno iraquí ha mediado en los últimos meses para que estos grupos cesen este tipo de ataques para propiciar un ambiente seguro y estable en el país ante la celebración de las elecciones parlamentarias del próximo 10 de octubre.

Las milicias exigen la retirada de las fuerzas estadounidenses y, tras el anuncio del presidente de EE.UU., Joe Biden, de finalizar la misión de combate en Irak, este tipo de ataques se han reducido drásticamente y una parte de estos grupos proiraníes han declarado una tregua.