Llevaba un casco con cuernos y pieles de bisonte

'Q-Shaman', uno de los cabecillas del asalto al Capitolio, se declara culpable

  • Si bien el cargo que ha aceptado Chansley conlleva una pena máxima de prisión de 20 años y una multa de hasta 250.000 dólares, la fiscal Kimberly Paschall indicó que la sentencia máxima que probablemente solicitaría el gobierno sería mucho más corta

Manifestantes pro-Trump en el asalto al Capitolio.

Manifestantes pro-Trump en el asalto al Capitolio. / SAUL LOEB (AFP)

1
Se lee en minutos
El Periódico

El hombre apodado como "Q-Shaman" conocido por su irrupción en el Capitolio el pasado 6 de enero de 2020 ataviado con un casco con cuernos y unas pieles de bisonte se ha declarado culpable este viernes de obstruir un procedimiento oficial por el asalto al edificio junto a decenas de seguidores del expresidente Donald Trump.

Jacob Chansley, de Phoenix, Arizona, fue fotografiado dentro del Capitolio sin camisa, con un tocado de cuernos y muy tatuado. Ha estado detenido sin derecho a fianza desde su arresto poco después de los disturbios y durante su detención ha sido sometido a exámenes mentales tras los que le fueron diagnosticados esquizofrenia transitoria, trastorno bipolar, depresión y ansiedad. Casi 600 personas han sido arrestadas hasta el momento por el ataque al Capitolio donde el Congreso se reunía para certificar la victoria de Joe Biden sobre Trump en noviembre motivados por el discurso que había dado el expresidente afirmando falsamente que su derrota fue el resultado de un fraude.

Teorías de la conspiración

Noticias relacionadas

Si bien el cargo que ha aceptado Chansley conlleva una pena máxima de prisión de 20 años y una multa de hasta 250.000 dólares, la fiscal Kimberly Paschall indicó que la sentencia máxima que probablemente solicitaría el gobierno sería mucho más corta. Chansley simpatizaba entonces de la teoría de la conspiración QAnon que presenta a Trump como una figura salvadora y a los demócratas de élite como una camarilla de pedófilos y caníbales satanistas. En referencia a estas teorías, en un comunicado de prensa anterior, Albert Watkins, el abogado de Chansley, afirmó que Chansley "ha repudiado la 'Q' que se le asignó previamente y solicita que las referencias futuras a él estén desprovistas del uso de la letra 'Q'".

En los meses previos a la audiencia del viernes, el juez federal de distrito Royce Lamberth rechazó múltiples solicitudes de Chansley para una posible liberación antes del juicio. El viernes, Watkins le pidió al juez que permitiera que Chansley fuera liberado de la prisión en espera de una audiencia de sentencia, programada para el 17 de noviembre. El juez dijo que consideraría esta solicitud. Watkins señaló que los fiscales habían reconocido que Chansley "no era un planificador u organizador" del motín.