Nuevos choques

Los combates en Yemen dejan 65 muertos

  • La guerra ha dejado cientos de víctimas en el norte desde el pasado mes de febrero

El norte de Yemen ha sido arrasado por la guerra.

El norte de Yemen ha sido arrasado por la guerra. / Afp

3
Se lee en minutos
El Periódico

Un funcionario militar yemení ha informado este jueves de que al menos 65 combatientes han muerto en las últimas 48 horas en nuevos enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes en la provincia septentrional de Marib. Esta provincia es el último bastión que le queda al poder en el norte del país, asolado por la guerra. Marib ha sido el escenario de enfrentamientos violentos y el objetivo de una ofensiva huti desde el mes de febrero.

"Las fuerzas gubernamentales han sufrido 22 muertos y 50 heridos, mientras que los hutis han sufrido 43 muertes en las últimas 48 horas" en los combates al sur de la capital provincial, ha señalado el funcionario bajo condición de anonimato. Por su parte, los hutis rara vez informan de bajas en sus filas, por lo que el número de fallecidos podría ser mayor.

Desde la toma de la capital, Saná, en 2014, los rebeldes, cercanos al Irán chií, han conquistado la mayor parte del norte del país al Gobierno, apoyado desde 2015 por una coalición militar liderada por la suní Arabia Saudí, el gran rival de Teherán. Ahora, el objetivo de los hutis es hacerse con la capital de provincia de Marib, algo que llevan meses intentando. Estos combates que rodean la ciudad han dejado cientos de muertos desde que comenzara la ofensiva en febrero.

Combates desde febrero

A pesar de los continuos llamamientos al alto el fuego de la ONU y Estados Unidos, los hutis han llevado a cabo una campaña implacable para conquistar Marib. Asimismo, pese a que el oficial militar ha indicado que los combates habían bajado de intensidad en las últimas semanas, también ha señalado que han vuelto a recrudecerse hace dos días, cuando los rebeldes lanzaron ataques contra posiciones gubernamentales en los alrededores de la ciudad.

Como resultado de estos últimos ataques, los hutis han logrado avanzar en áreas al sur de la ciudad de Marib, a pesar de los ataques aéreos saudís en apoyo de las tropas leales en tierra, dijo. Estos ha ataques han provocado la mayoría de los muertos en la filas hutis en los últimos dos días, como han señalado fuentes militares.

La ciudad está situada en una zona clave rica en petróleo. Ya a finales de junio, más de 100 combatientes murieron en varios días de combates en Marib, donde las fuerzas leales cuentan con el apoyo de los ataques aéreos saudíes.

Crisis humanitaria

Ante los desplazamientos y el temor a que se agrave la catástrofe humanitaria en las zonas próximas a los combates en la región de Marib, los llamamientos internacionales a una tregua han ido en aumento. La ONU y EEUU lideran los esfuerzos diplomáticos, que hasta ahora han sido en vano, para reactivar las conversaciones y poner fin a una guerra que ha dejado decenas de miles de muertos y ha provocado la peor crisis humanitaria del mundo, según la ONU.

Noticias relacionadas

En otro frente, los hutis han estado lanzando misiles y aviones no tripulados contra el territorio saudí, apuntando a aeropuertos y sitios petroleros. Han rechazado una propuesta de alto el fuego de los saudís, exigiendo que éstos levanten primero su embargo aéreo y marítimo sobre Yemen.

Los nuevos combates en Marib se producen pocos días antes de que el nuevo enviado de la ONU para Yemen, el sueco Hans Grundberg, asuma sus funciones tras la marcha del británico Martin Griffiths. A mediados de junio, Griffiths comunicó al Consejo de Seguridad de la ONU que sus esfuerzos por poner fin a la guerra en este pobre país de la península Arábiga habían fracasado tras una misión de tres años.

Temas

Yemen