Tres víctimas mortales

Israel alivia el bloqueo en Gaza pese a las protestas en la valla fronteriza

  • Las autoridades israelís permiten la ampliación de la zona de pesca, la reapertura total del cruce comercial de Kerem Shalom y que un mayor número de comerciantes gazatís puedan cruzar a Israel

Una de las protestas de esta semana en la franja de Gaza.

Una de las protestas de esta semana en la franja de Gaza. / MOHAMMED SABER (EFE)

3
Se lee en minutos
Andrea López-Tomàs
Andrea López-Tomàs

Periodista y politóloga.

ver +

Pequeñas buenas noticias para Gaza. Israel ha anunciado este miércoles el alivio de algunas restricciones sobre la Franja bloqueada. Tras cuatro noches de protestas en la valla fronteriza que se han cobrado tres víctimas mortales, las autoridades israelís han puesto en práctica la ampliación de la zona de pesca y la reapertura total del cruce comercial de Kerem Shalom. Además, se ha permitido la entrada de más bienes a través de esta intersección que acelerarán las tareas de reconstrucción en el destrozado enclave. 

"Estas medidas civiles han sido aprobadas por el escalón político y dependen de la preservación continua de la estabilidad de la seguridad durante un período prolongado", ha apuntado el COGAT, el organismo militar israelí que gestiona los asuntos civiles en los territorios palestinos ocupados. Esta nueva decisión permite pescar a 15 millas náuticas de la costa palestina, la distancia más lejana que Israel ha tolerado desde que Hamás empezó a gobernar de facto la Franja en 2007. 

También se ha aumentado el suministro de agua para el territorio con unos cinco millones de metros cúbicos adicionales para remediar la situación de sus acuíferos, que llevan años deteriorados. A su vez, se ha permitido a más comerciantes gazatís ingresar en Israel hasta llegar a un total de 7.000, la mayor cifra en los últimos dos años. "Se considerará una extensión de estas medidas de acuerdo con una evaluación de la situación", ha añadido el COGAT. El anuncio tiene lugar un día después de que las autoridades israelís permitieran la entrada de material necesario para reconstruir el enclave tras la ofensiva de mayo. "No estamos interesados en volver a Gaza; no estamos interesados en asfixiar a Gaza con asedios", ha afirmado el ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Yair Lapid. Las tropas israelís se retiraron de Gaza en 2005, dos años antes del gobierno de Hamás. "El único objetivo del gobierno en Gaza es mantener la paz; solo queremos asegurarnos de que nadie nos esté disparando cohetes y misiles y si Hamás garantiza la paz y la tranquilidad, también puede garantizar una economía que funcione y ayuda humanitaria para la gente de Gaza", ha agregado. 

Enfrentamientos en la frontera

Durante las últimas cuatro noches, la valla fronteriza entre Gaza e Israel ha vuelto a ser escenario de enfrentamientos. El lanzamiento de globos incendiarios por parte de Hamás han provocado incendios forestales a través de la frontera. A su vez, el Ejército israelí ha respondido con más bombardeos sobre la Franja. Mientras, la población se ha concentrado al otro lado de la valla para expresar su ira. Un soldado israelí de 21 años sucumbió a sus heridas el lunes tras recibir el disparo de un manifestante. 

Noticias relacionadas

El mismo día se conocía la muerte de Omar Abu Nil, un niño de 13 años disparado por las tropas israelís. También Osama Dueji, un militante de Hamás, ha sido asesinado por disparos israelís en la valla. La situación en la Franja de Gaza ya era crítica antes de la ofensiva israelí del pasado mes de mayo, que acabó con la vida de unas 250 personas. Más de la mitad de la población vive bajo el umbral de la pobreza, con unas tasas de paro asfixiantes y unas condiciones de vida insalubres.

Israel y Egipto han bloqueado el enclave desde que Hamás tomó el control del área en 2007, un año después de ganar las elecciones palestinas. El Estado hebreo justifica el asedio como estrategia para evitar el rearme de Hamás, pero las organizaciones de derechos humanos denuncian el castigo colectivo que sufre toda la población. Sin apenas movimiento de entrada y salida de personas y mercancías, la economía gazatí se resiente cada vez más. Israel ha endurecido el bloqueo desde la ofensiva de mayo, que dejó 13 víctimas mortales en su territorio.