El polvorín de Afganistán

El Reino Unido abandonó datos de afganos en su huida de Kabul

  • En su salida precipitada de la embajada, personal del Foreign Office olvidó destruir documentos comprometedores, según destapa 'The Times'

Las Fuerzas Armadas británicas formalizando la evacuación en el aeropuerto de Kabul

Las Fuerzas Armadas británicas formalizando la evacuación en el aeropuerto de Kabul / HANDOUT (via REUTERS)

2
Se lee en minutos
EFE

El personal del Foreign Office (Ministerio británico de Exteriores) en Kabul se dejó en las instalaciones de la embajada británica en Afganistán documentos comprometedores con datos personales de colaboradores afganos y currículos de ciudadanos del país que solicitaban empleo en la legación, tomada por los talibanes, según informa el diario 'The Times'.

Esos documentos confidenciales que identificaban a siete afganos fueron hallados por un periodista del citado periódico el pasado martes mientras militantes del régimen talibán patrullaban las inmediaciones del edificio.

Según indicó el rotativo en una exclusiva, llamadas telefónicas hechas a los números de teléfono incluidos en esos papeles revelaron que algunos empleados afganos y sus familiares continuaban atrapados en el lado equivocado del perímetro de las paredes del aeropuerto de Kabul, días después de que se encontraran sus datos personales, abandonados por los trabajadores británicos con las prisas por salir de la legación el pasado día 15.

Protocolos de seguridad incumplidos

El rotativo señala que tomados por sorpresa por la captura de Kabul a manos del régimen talibán, los británicos que trabajan para la embajada no cumplieron con los protocolos que contemplan la destrucción de toda información comprometedora de su personal local afgano. Entre esos documentos figuran el nombre y dirección de un miembro destacado del personal de la embajada en Kabul, otros trabajadores y sus datos personales de contacto y los currículos y direcciones de aspirantes a puestos de trabajo como intérpretes.

'The Times' efectuó llamadas a algunos de esos números telefónicos incluidos en los documentos abandonados y vieron que algunas personas que figuraban ya habían sido evacuadas al Reino Unido en los últimos días, pero que otras que trabajaban para la embajada se habían quedado atrás. Entre ellas, tres empleados afganos de la legación británica y ocho familiares, entre ellos cinco niños, que estaban atascados entre las personas que no lograban acceder al sector británico instalado en el aeropuerto de Kabul.

El rotativo apunta que tras varios intercambios con personal al más alto nivel del Foreign Office dentro del aeropuerto de Hamid Karzai, pudo coordinarse el rescate de estas personas. Sin embargo, el destino de al menos dos solicitantes de empleo para puestos de intérprete con los británicos, cuyos datos personales quedaron expuestos en la legación del Reino Unido en Kabul, sigue sin conocerse.

Noticias relacionadas

El Foreign Office indicó anoche que "durante la salida de la embajada británica, se llevó a cabo todo esfuerzo para destruir material sensible" y agradeció a 'The Times' que compartiera la información para ayudarles "a poner a salvo a tres familias".

El Reino Unido está ultimando ya sus operaciones de evacuación en Afganistán y ya no llamará a más personas al aeropuerto de Kabul para salir del país, según confirmó este viernes el ministro británico de Defensa, Ben Wallace.