Pena suspendida

El exvicecanciller de Austria, condenado a 15 meses de prisión por cohecho

  • El líder ultraderechista Heinz-Christian Strache, con pasado neonazi, es declarado culpable de soborno y cumplirá su pena en libertad condicional

El vicecanciller austriaco Heinz-Christian Strache (FPÖ), durante una comparecencia de prensa en abril del 2019.

El vicecanciller austriaco Heinz-Christian Strache (FPÖ), durante una comparecencia de prensa en abril del 2019. / REUTERS / LEONHARD FOEGER

1
Se lee en minutos
Europa Press

El exvicecanciller de Austria y gran figura ultranacionalista Heinz-Christian Strache, con pasado neonazi, ha sido condenado este viernes a 15 meses de prisión suspendida, que cumplirá bajo régimen de libertad condicional, tras ser hallado culpable de un delito de soborno por un tribunal regional de Viena en un veredicto que todavía no es legalmente vinculante.

La jueza Claudia Moravec-Loidolt, no obstante, llegó a la conclusión de que Strache cometió delito de cohecho al aceptar una donación de 10.000 euros del propietario de una clínica privada y amigo suyo, Walter Grubmueller, que en realidad era un incentivo económico para cambiar una ley sobre costes médicos.

Este cambio de normativa permitió a la clínica entregar una hoja de gastos por tratamiento médico a la Seguridad Social de Austria a lo largo de un proceso durante el cual Strache era presidente del ultraderechista Partido de la Libertad, informa la cadena austriaca ORF.

Tanto Strache como Grubmueller han rechazado las acusaciones. "Con la mejor voluntad del mundo, no veo ninguna responsabilidad penal", ha manifestado tras conocer la sentencia el hermano y defensor de Grubmueller, Helmut.

El abogado defensor de Strache, Johann Pauer, declaró en su argumento final que las suposiciones de la Fiscalía eran "completamente erróneas" y una represalia contra su cliente.

Más corrupción

Noticias relacionadas

El asunto también ha estado bajo el foco de una comisión de investigación parlamentaria que se ocupa de esclarecer lo que en Austria se conoce como el 'Ibiza affair' o 'Ibizagate', un escándalo de corrupción detectado en el seno de la coalición gubernamental de los conservadores del canciller, Sebastian Kurz, y el Partido de la Libertad de Strache. El político de extrema derecha no ha proporcionado mucha información a la comisión en cuestión.

Las autoridades austríacas han estado investigando si Strache ha violado alguna ley desde que se hizo público un vídeo grabado en Ibiza en mayo de 2019. En el vídeo, grabado secretamente, Strache habla con una mujer que se hace pasar por una rica donante rusa sobre acuerdos para ganar influencia en los medios y la infraestructura austríacos. La coalición gubernamental colapsó cuando el vídeo se publicó, que también significó el fin de la carrera política de Strache.