El proceso de evacuación en Afganistán

Francia pone bajo vigilancia a cinco evacuados afganos por posible vínculo con los talibanes

  • Uno de ellos, un hombre de 26 años, ya ha sido detenido

Talibanes sobre un vehículo por las calles de Kabul

Talibanes sobre un vehículo por las calles de Kabul / WAKIL KOHSAR (AFP)

3
Se lee en minutos
EFE

Francia mantiene bajo vigilancia a cinco afganos recién evacuados a este país por la sospecha de que uno de ellos estuvo vinculado con los talibanes. Precisamente este, un hombre de 26 años, ha sido formalmente detenido por los servicios de inteligencia, según ha explicado este martes el ministro francés de Interior, Gérald Darmanin.

Los agentes de la Dirección General de la Seguridad Interior (DGSI) lo arrestaron después de que "durante unos minutos" salió del área en la que tenía que mantenerse en virtud de la medida de control administrativo que se le había impuesto por esas sospechas. Desde su llegada a París el sábado, los cinco individuos --el detenido ahora y cuatro miembros de su familia-- han estado vigilados mediante un sistema de geolocalización.

El ministro Darmanin ha justificado su evacuación de Kabul pese a tener ese perfil porque el hombre había ayudado a la repatriación desde Afganistán de ciudadanos franceses y de un centenar de afganos que habían colaborado con los franceses. En esa misma línea, el portavoz del Gobierno francés, Gabriel Attal, ha hecho hincapié en que ese sospechoso había "ayudado a salvar vidas de franceses y de afganos que han trabajado para Francia", así como a evacuar la embajada de Kabul "en un momento extremadamente tenso".

La investigación determinará ahora si el individuo, originario de la provincia de Logar, al este del país, se alistó a los talibanes por convicción o simplemente se unió a las columnas de militantes que convergieron sobre Kabul con la esperanza de aprovechar una oportunidad para salir del país. La oportunidad se presentó cuando, encargado de un punto de control, facilitó la evacuación de la embajada francesa en la capital afgana. El ministro Darmanin ha confirmado estos datos y que el hombre reconoció haber comandado ese puesto de control.

"Selección" en Emiratos

El titular de Interior ha asegurado que no ha habido fallos de seguridad con este caso y ha querido subrayar que si bien "hay que prestar siempre mucha atención" ante el riesgo de que haya infiltraciones de potenciales terroristas entre los refugiados, Francia había decidido que todos los evacuados harían una escala en su base aérea de los Emiratos Árabes Unidos. Allí se hace una "selección" de forma que "conocemos a todas las personas que han llegado a nuestro territorio", precisó.

Frente a las posibles críticas de la extrema derecha, Darmanin ha insistido en que lo que hay ahora no es "un flujo de inmigrantes", sino que se trata de "repatriar a afganos que ayudaron a Francia". "Francia es humana, pero también vigilante. En la gestión de la crisis afgana continuará tomando todas las disposiciones necesarias para asegurar la seguridad de los franceses, como ha sido el caso este fin de semana", ha añadido.

Noticias relacionadas

Reconoce Darmanin que con la situación en Afganistán puede haber "una forma de presión en las fronteras europeas" y "una presión migratoria extremadamente fuerte" teniendo en cuenta que ya hay millones de afganos en Irán y que pueden llegar a Turquía. "Nuestro trabajo como país es aceptar a los que tienen derecho al asilo y no aceptar a los que no lo merecen", ha concluido.

Francia ha repatriado ya a más de un millar de personas y la operación continúa entre Kabul, la base que sirve de escala en Abu Dabi y el aeropuerto Charles de Gaulle de París. Las autoridades francesas prevén que este martes salgan de Kabul otros dos vuelos con aviones de transporte A400M, con lo cual habrán evacuado del país a unas 2.000 personas, de ellas 90 franceses y el resto afganos.